Tres nuevas masacres en Guerrero dejan al menos 13 personas muertas, cinco de ellas calcinadas