El día que Luis Donaldo Colosio se “apareció” en una sesión ocultista: secretos del magnicidio