El pacto Slim-AMLO para reconstruir Acapulco

Carlos Slim hizo un compromiso con el presidente Andrés Manuel López Obrador para coordinar los trabajos de la reconstrucción de Acapulco e invertir grandes cantidades de dinero en esas obras. El pacto comenzó a tomar forma a principios del mes pasado y se selló el 22 de noviembre, en una reunión en Palacio Nacional.

En la reunión se evocaron los tiempos en los que López Obrador, como jefe de Gobierno de la capital, y Slim, ya convertido en multimillonario, anunciaron el rescate del Centro Histórico. Fue en 2003 cuando se iniciaron las obras con una inversión de más de 5 mil millones de pesos, la mayoría provenientes de las empresas del ingeniero y otras compañías privadas.

Carlos Slim tenía mucho interés de restaurar o reconstruir el Centro Histórico porque fue ahí, en la calle Venustiano Carranza, donde su padre Julián Slim empezó su negocio cuando llegó a México: una mercería llamada La Estrella del Oriente.

Ahora, el hombre más rico de México quiere reconstruir Acapulco porque también le evoca grandes recuerdos de su ascenso en los negocios: familiares y amigos de Slim tienen casas de descanso en el puerto y sus empresas ayudaron a transformarlo y catapultarlo a lo que fue en los años 70, 80, 90 y a partir del nuevo milenio.

Slim tiene un hotel en Acapulco a través de su cadena Ostar, la cual dirige su sobrino Roberto Slim Seade: el hotel Calinda Beach, ubicado en la Costera Miguel Alemán, a pie de la playa Ikakos.

Por todo esto, Slim no solo va a ayudar a coordinar la recuperación, sino que pretende invertir en nuevos hoteles y sobre todo en infraestructura para darle una nueva cara a Acapulco, el destino de playa preferido para los capitalinos. Junto al magnate, otros empresarios como Antonio Cosío, de las Brisas; Juan Antonio Hernández, de Mundo Imperial; Eduardo Sánchez Navarro, de Grupo Questro, y Daniel Chávez, de Vidanta, se comprometieron a tener listos hoteles y servicios para abril.

Sin embargo, el plan de reconstrucción calculado por el gobierno federal se quedará muy corto, según información de la firma especializada en investigación para la industria de la construcción Bimsa Reports.

La administración de López Obrador calculó que serán necesarios poco más de 60 mil millones de pesos para levantar el puerto de Acapulco y sus alrededores; no obstante, las estimaciones es que sólo en la reconstrucción de viviendas se destinen casi 43 mil millones de pesos.

Cerca de 17 mil casas de lujo y semilujo sufrieron afectaciones con el desastre natural en la zona costera, lo que corresponde a unos 4 mil 300 metros cuadrados que necesitan rehabilitación. Las viviendas verticales de lujo y semilujo requerirán reparaciones de acabados, clima, mobiliario, puertas y ventanas.

Por su parte, las 20 mil habitaciones de hoteles de más de tres estrellas que había en esa zona sufrieron algún daño, en mayor o menor medida, lo que implicará costos del orden de los 17 mil millones de pesos. Esta cifra toma en cuenta la rehabilitación de los centros hoteleros, pero habrá que sumarles el costo por las reparaciones en restaurantes y espacios para convenciones.

El detalle del ejercicio apunta a que cada hotel, de unas 80 habitaciones en promedio con daños graves, requeriría por lo menos de unos 68 millones de pesos para ser rehabilitado.

En cuanto a la mano de obra, se estiman costos directos que rondan los 15 mil millones de pesos y un total de 29 mil trabajadores que deberán llevar a cabo esas tareas. La estrategia propuesta por el presidente López Obrador fue entregar a todos los hogares ocho mil pesos para limpieza y pintura; además dar a las familias damnificadas de 35 mil hasta 60 mil pesos, según los daños reportados en el censo que lleva a cabo la 4T.

Asimismo, se anunciaron créditos a la palabra; exención de impuestos de octubre 2023 a febrero 2024; créditos sin intereses para pequeñas empresas y acciones de reconstrucción urbana e infraestructura carretera.

Si el gobierno federal quiere evitar un daño electoral importante para 2024, debería redirigir gran parte de los recursos que etiquetó para sus proyectos prioritarios hacia la reconstrucción de viviendas e infraestructura, pues, si bien empresarios y organizaciones se han sumado a las tareas de rehabilitación del puerto, el recurso hasta ahora destinado a esos menesteres parece que será insuficiente.

En total se requerirán unos 280 mil millones de pesos para la reconstrucción total de Guerrero, estas incluyen no sólo hoteles y viviendas, sino infraestructura pública, hospitales, espacios de entretenimiento y escuelas afectadas.

Posdata

Hoy se va a someter a votación la segunda terna de propuestas para ocupar el lugar que dejó vacante Arturo Zaldívar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Como lo expusimos el 1 de diciembre, la elegida será Bertha María Alcalde, hermana de la actual secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde. Senadores morenistas y de los partidos aliados ya tienen un consenso y es muy probable que la oposición esta vez acompañe esa moción. La razón es simple: no quieren dejarle al presidente la decisión unilateral.

Si bien se espera que la postura del PAN y el PRI se mantengan en contra del nombramiento, el Grupo Plural, el PRD y Movimiento Ciudadano podrían darle los votos necesarios a la abogada Alcalde Luján.

Es noticia ahora