Cofepris, tarde pero sin sueño

Nos comentan que ante la tardanza de los gobiernos federal, estatal y municipal para acabar de limpiar todas las calles de Acapulco y Coyuca de Benítez, tras el paso del huracán Otis, y por todos los problemas sanitarios que ello acarrea, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) publicó ayer en sus redes sociales un tutorial para enseñar a la población de Guerrero, cómo encalar la basura y los escombros que dejó el fenómeno natural, para evitar la proliferación de organismos en descomposición y combatir focos de infección. Bajo el título “El buen Calo. El encalador de residuos que te protege y se protege”, la Comisión busca informar a la población la manera de tratar los residuos. Nos hacen ver que esta campaña hubiera funcionado mejor si se hubiera lanzado inmediatamente después del paso de Otis, pero no a casi dos meses del desastre.

El congelado por Palacio Nacional
Nos comentan en Palacio Nacional que, aunque algunos quieran señalar que existe una buena amistad entre el presidente López Obrador y el exgobernador de Baja California, Jaime Bonilla, la realidad es que la relación entre ambos se ha enfriado, casi a niveles de congelación. Los escándalos en tan sólo dos años que duró su gobierno, el enfrentamiento con su sucesora, la gobernadora Mariana del Pilar Ávila, son solo dos de los motivos que han llevado al distanciamiento del Presidente con Bonilla. La calidez con la que López Obrador impulsó la candidatura al gobierno de Baja California pasó al congelamiento de relaciones, que se tradujo en que Bonilla abandonara la bancada de Morena en el Senado para irse a refugiar a la del Partido del Trabajo. El polémico empresario quiso postularse como candidato a la presidencia municipal de Tijuana, pero recibió señales desde Palacio Nacional de que no era buena idea, por lo que buscaba reelegirse en el Senado, pero la coalición Morena-PVEM-PT le cerró las puertas de la vía plurinominal, así que nos dicen que si don Jaime le quiere presumir a alguien que goza de una gran amistad con el Presidente, esa persona solo tiene que ver la situación de congelamiento en la que hoy se encuentra.

Las razones del “progresista” Eruviel

El llamado que el exgobernador Eruviel Ávila hizo a los priistas enojados con la dirigencia de Alejandro “Alito” Moreno no es un asunto menor; pues, nos dicen, ya hay varios líderes tricolores enfilándose para dejar el partido y sumarse a la llamada “Alianza Progresista”. Después de dejar su militancia de casi 30 años, don Eruviel tuvo que salir a reconocer que hace seis años, en un comentario a la ligera, juzgó de manera anticipada, y desde el desconocimiento a la exjefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum; sin embargo, dijo que ahora que conoció sus propuestas para encabezar la Presidencia de la República, es un convencido del proyecto de país que propone el “segundo nivel de la Cuarta Transformación”.

Una más del secretario de Seguridad Pública del Edomex
Mientras que en el Estado de México la situación de la seguridad vive momentos complicados, nos comentan que el secretario de Seguridad Pública de la entidad, Andrés Andrade Téllez, realiza viajes de fin de semana acompañado de su familia y lo hace escoltado por elementos de las fuerzas especiales de la corporación a su cargo. Los oficiales portando armas de alto calibre y vehículos oficiales realizan viajes por tierra sin portar oficios de comisión. Nos aseguran que dentro del propio gobierno ha habido varias quejas por el desempeño del funcionario, pero también por sus excesos como el de los viajes de fin de semana.

Es noticia ahora