El ataque al Poder Judicial

¿Merecen los trabajadores del Poder Judicial cobrar pensiones dignas al concluir su vida laboral si el propio Poder Judicial aportó recursos, así como los trabajadores, para ello? ¿Merecen tener recursos los jueces y magistrados para poder instalarse en una nueva ciudad cuando son cambiados de adscripción, lo que sucede con bastante normalidad? ¿Deben ser eliminados los fideicomisos que con sus propios recursos ha construido el Poder Judicial para dar apoyo a sus integrantes? ¿Tiene sentido que quien ha dedicado su vida a impartir justicia pueda retirarse dignamente? ¿No son salarios y pensiones dignas medidas que permiten controlar la corrupción o las tentaciones en las que puedan caer jueces, magistrados y trabajadores del Poder Judicial?

Todas éstas parecen ser preguntas con respuestas de simple sentido común, pero en el México de impronta populista que vivimos no es así. Una de las características de los regímenes populistas, antiguos o modernos, se reconozcan de derecha o de izquierda, es que quieren acabar con esa enorme molestia en la democracia que es la división de Poderes. Y el Judicial suele ser el que más les molesta: le molestaba a Donald Trump, hasta que tuvo una mayoría conservadora en la Corte Suprema, lo que no ha impedido que tenga literalmente decenas de demandas en su contra, desde abuso sexual hasta fraude fiscal. Le molesta a Cristina Fernández de Kirchner en Argentina (entre otras razones porque quien tiene que rendir cuentas, y muchas, ante la justicia, al igual que Trump, es ella misma). Le molestó a Daniel Ortega en Nicaragua o a Nicolás Maduro en Venezuela, hasta que acabaron con el poder judicial autónomo.

Lee también Lilly Téllez presenta denuncia contra Célida López por corrupción y abuso de autoridad

Y en México, el Poder Judicial se ha convertido, casi desde el día uno de su gobierno, pero mucho más desde que Norma Piña asumió la presidencia de la Corte el 2 de enero pasado, en el gran enemigo del presidente López Obrador.

Sin duda, hay espacios de corrupción en el Poder Judicial, como los hay hasta niveles altos y bajos del Ejecutivo o el Legislativo. La corrupción en el país es una realidad, quien lo dude que vea lo ocurrido estos años en Segalmex. Ése no es el tema de discusión.

Tampoco se trata de que los ministros tengan diferencias, a veces profundas, entre sí. De la misma forma que el Presidente no tiene mayoría de simpatizantes en la Suprema Corte, sí la tiene en el importantísimo Consejo de Judicatura.

Lo fundamental es que, independientemente de la integración de cada una de esas instancias, el Poder Judicial mantenga su independencia y autonomía y, con todos sus vaivenes, la ha mantenido durante estos cinco años, más allá de quiénes han estado en los mandos de ese Poder e, incluso, de sus cambios internos.

El problema que tiene el Ejecutivo respecto al Poder Judicial no es el de los sueldos o las pensiones de retiro de magistrados y jueces, es que todos los procesos políticos que le interesan al Ejecutivo han terminado siendo rechazados desde el Judicial por la sencilla razón de que han estado mal construidos, han violado la Constitución y la Corte no puede darle luz verde a proyectos evidentemente inconstitucionales.

Ha fallado en muchos casos la FGR (en ocasiones porque ha aceptado sacar adelante procesos que no se basaban en marcos legales y no se han construido casos sólidos, ya que se debieron atender necesidades políticas del Ejecutivo) y también el Legislativo porque, como ocurrirá ahora con la desaparición de los fideicomisos del Poder Judicial, se vota sin siquiera debatir las ocurrencias en forma de iniciativa que envía el Ejecutivo.

Se quieren apropiar de 15 mil millones de pesos que no son suyos, que pertenecen a otro Poder. Se multiplicaran los amparos y las acciones de inconstitucionalidad contra la medida y cuando se declare inconstitucional lo que está por aprobar el Legislativo, se desgarrarán las vestiduras en el oficialismo argumentando que ésa es una demostración de la corrupción y avaricia de los jueces, ignorando lo que es un hecho evidente: no se trata de corrupción, sino de normas ilegales, inconstitucionales cuyo único objetivo es debilitar al Poder Judicial para tratar de subordinarlo al Ejecutivo, y mucho más concretamente a los dictados del mandatario en turno.

Si hubiera algún rasgo de autonomía en el Poder Legislativo, estos intentos tendrían que ser frenados, esas iniciativas revisadas, pero (como se ha vuelto norma en esta segunda mitad del sexenio) la única orden es que las iniciativas del Ejecutivo en el Congreso se tienen que aprobar “sin cambiarle ni una coma”, y como vienen mal construidas terminan chocando, más tarde o más temprano, como ocurrirá con el tema de los fideicomisos, con el muro de la realidad y la constitucionalidad.

Es tan torpe la operación que incluso temas que podrían ser objeto de negociación entre los partidos, incluso en época electoral, como lo es establecer normas y plazos, conveniencia o no, de mantener la Guardia Nacional en la Defensa Nacional (más allá de cualquier intencionalidad política, una exigencia de la realidad y de la seguridad básica del país) no se puede procesar porque no hay disposición para ello: en ninguna instancia del gobierno se plantea ese diálogo salvo, tímidamente, en la propia Defensa Nacional. Pero lo mismo ocurre en todos los ámbitos: en la energía, la agricultura y el presupuesto.

Y sin disposición a dialogar, a aceptar los límites propios y ajenos, no se puede hacer política ni, mucho menos, sostener un régimen democrático. Y todo termina siendo una oscilación polarizante que lleva cotidianamente hacia el autoritarismo.

Más de Jorge Fernández Menéndez Ver perfil

La venganza como forma de gobierno

Dice Sándor Márai que “nunca son tan peligrosos los hombres como cuando se vengan de los crímenes que ellos han cometido”. El presidente López Obrador está actuando en el final de su mandato en modo venganza contra todo y contra quien desmitifique el legado que dice haber dejado al país, o sea, contra los crímenes que él mismo cometió. […]

El sexenio del millón de muertos

Quizá la playera de la Santa Muerte no fue sólo un mal meme o un ejercicio estúpido de proselitismo dirigido a los grupos criminales. La muerte ha ido de la mano con este sexenio. Las cifras son terribles: 808 mil muertos por covid, 500 mil más que las cifras oficiales, 300 mil más que los […]

El Grande, Don Rodo, Vallarta y el obispo

El presidente López Obrador había dicho que la detención de Abraham Oseguera, Don Rodo, uno de los principales operadores del CJNG y hermano mayor de Nemesio Oseguera, El Mencho, era un tema de “seguridad nacional” y que no se permitiría su liberación. Más allá de que el primer mandatario suele usar lo de seguridad nacional para todo, desde el Tren Maya […]

Columnas recientes

Foto del avatar

Ricardo Ravelo

Columnas

Narcotráfico: Cárteles, impunes

A lo largo de más de cinco años de gobierno, el crimen organizado se ha entronizado y ha ganado mucho poder territorial en el país; se disputan los recursos naturales y desde hace varios años ya son gobierno en municipios y estados, lo que ha borrado casi por completo a lo que se llamaba la […]

Foto del avatar

Raymundo Riva Palacio

Columnas

¿Les creemos a las encuestas?

Hoy en día, en el corazón de la contienda por la Presidencia se encuentran las encuestas. Herramientas para la investigación de los electorados, para el diseño de las estrategias, de los mensajes, y para medir los resultados de su trabajo, también son utilizadas para impulsar sus narrativas en la arena pública para así estimular, inducir […]

Foto del avatar

Carlos Loret de Mola

Columnas

Las 4 advertencias a AMLO de que habría apagones

Al inicio del sexenio, cuando López Obrador estaba por cumplir tres meses en el poder, publiqué en estas Historias de Reportero una entrega titulada: “El peligro de apagones masivos”. El título no podía ser más explícito. El texto señalaba el riesgo de falta de luz por las deficiencias en la generación de energía eléctrica y la falta […]

Reportan apagones por tercer día consecutivo en al menos 10 estados del país

Por tercer día consecutivo se reportaban apagones en ciudades de varios estados del país. Los primeros reportes llegaron de Matamoros, Tamaulipas, donde se registraron apagones en más de 20 colonias lo que generó molestia entre los ciudadanos.Lee también Lilly Téllez presenta denuncia contra Célida López por corrupción y abuso de autoridad En la mayoría de estos sectores, los apagones han […]

Columnas
Menú

¿Qué es SonoraPresente?

Somos mucho más que un portal en línea: somos una experiencia multimedia completa. Desde nuestros videos de análisis político y shorts informativos en SP TV hasta nuestra cobertura en SP+ con noticias en un minuto. SonoraPresente: Donde la información es poder y el análisis es libertad.

Suscríbete a nuestro boletín

Únete a más de 3,000 personas y mantente informado.