Próximo presidente debe ser eficiente y robar poco: Onésimo Cepeda

El controvertido obispo emérito de Ecatepec, Onésimo Cepeda, consideró que quien sea el presidente en el 2018, deber ser una persona eficaz, eficiente y que se preocupe por los pobres, pero sobre todo que “robe poco” en entrevista para “En EF y por Adela”.

Entrevistado por Adela Micha en El Financiero Bloomberg, aseguró: “Quiero que se siente en la silla (presidencial) uno que robe poco. Que se siente en la silla uno que sea eficaz, eficiente, que se preocupe por los pobres y no se robe mucha lana.

“Porque la experiencia desde que conozco políticos, desde Miguel Alemán para abajo, es que todos se clavan la lana. Poquito se perdona, pero que se roben mucho a costillas de la gente, no; que sean hocicones pero no trompudos”.

Aquí puedes ver la entrevista completa:

Tras rechazar ser priista, pues se considera daltónico: “No distingo colores”, a pregunta expresa de Adela Micha, no encontró quién pudiera cumplir con un buen perfil de honestidad.

“Yo no lo veo. Podría ser por ejemplo Narro; veo a Eruviel, con sus dimes y diretes porque gobierna el Estado de México. A Andrés Manuel tampoco lo veo porque es poco claro, pero creo yo que si sale, nos vamos enfrentar con un señor político al que habrá que entender en otro idioma al que ha hablado hasta ahorita.

Onésimo Cepeda, afirmó que le ha hecho preguntas indiscretas que López Obrador con mucha habilidad se ha sacado de encima. “Hace muchos años acababa de heredar un ranchito (La Chingada). Entonces yo le pregunté:

-Andrés Manuel y ya estás amueblando tu ranchito.

-No, ¿por qué?- preguntó.

-Porque ya hay otro Presidente para que te vayas allí (estaba Felipe Calderón).

“Y se la sacó diciendo que “él era el presidente legítimo, y el presidente espurio era el otro”.

Mencionó que ese es Andrés Manuel, quien quiere ganar la Presidencia y ha luchado tres sexenios para ganarla. “Hasta allí me quedo diciendo que es un gran luchador social y punto. Creo que pudiera llegar a ser un populista, que no me gustaría que fuera un populista”, insistió.

Por otra parte aseguró que el estado laico es una “jalada. Entendiendo por jalada, no una masturbación, sino entendiendo por jalada como una frase coloquial que nosotros los mexicanos entendemos”.

Aseguró además que poner en la Constitución la laicicidad del Estado “es una aberración”.

Y explicó: “Soy abogado, y en la clase de Derecho Administrativo me enseñaron que un Estado es una entidad compuesta por pueblo, territorio y poder. Me pregunto, el pueblo no es laico, los maizales no son laicos, el territorio no es laico; lo que sí es laico es el poder. Lo que debió decir es que México es un estado gobernado por un poder laico”.

Sin embargo, aseguró que nada le daría más miedo que ser gobernado por mi propia Iglesia o por alguna otra.

También rechazó que desde el púlpito haga propaganda. “Eso es mentira, jamás me habrás oído decir voten por el PRI o voten por el PAN”.

Finalmente, mencionó que jamás ha criticado los matrimonios igualitarios. “Yo digo que cada quien haga con su cucú aquello que le plazca, mientras no se meta con el mío”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximo presidente debe ser eficiente y robar poco: Onésimo Cepeda

Gracias por compartir
Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales