Cese de funcionarios menores, la respuesta de Peña a la tragedia

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La suspensión de empleados menores relacionados con la construcción del Paso Exprés y una auditoría a su construcción por parte de la Función Pública (SFP) fue la oferta que hizo hoy el presidente Enrique Peña Nieto, tras el hundimiento que provocó dos muertes en una obra recién inaugurada en Cuernavaca, Morelos.

Sin embargo, el mandatario expresó:

“No quiero adelantar juicios, reconozco que ha habido señalamientos, también es sabido que ha habido o hubo alguna participación de la propia delegación para atender las peticiones… no estoy en condiciones de hacer juicios anticipados ni tomar una posición”.

Entrevistado al concluir el acto de celebración del Día del Policía Federal, la postura del mandatario fue en respuesta a la mención de las denuncias de vecinos del sector aledaño al Paso Exprés de Cuernavaca, sobre deficiencias en la obra desde días antes del desplome.

Con ello, las exigencias de que renunciara el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, obtuvieron por respuesta la suspensión, mientras concluyen las investigaciones y auditorías, sólo de servidores públicos y supervisores de la delegación local de la dependencia.

La petición de no adelantar juicio ocurre también luego de que fuera el propio Ruiz Esparza quien explicara que la crecida de un arroyo, junto con la acumulación de basura en un desagüe, fue la presunta causa del hundimiento.

La breve declaración de Peña Nieto omitió también mencionar a las empresas Aldesem y Epccor, que realizaron la obra inaugurada por el presidente hace apenas tres meses.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cese de funcionarios menores, la respuesta de Peña a la tragedia

Gracias por compartir
Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales