Sexo químico, la nueva amenaza para la salud pública

Gerardo conoció el slam (administración de cristal inyectado) por un joven que lo contactó en Grindr, aplicación de citas homosexuales con millones de usuarios en México.

“Cuando me escribió, me llamó la atención que se describía como ‘dulcero’, y como me gustó, pues tuvimos una cita y ahí me invitó a tener la experiencia de sexo inyectándonos cristal: tenía lista una jeringa como de insulina y un pedazo de elástico para encontrar la vena”.

El joven de 32 años recuerda que el efecto fue inmediato y muy estimulante: “me sentía super eufórico y muy caliente, yo perdí la noción del tiempo, pero nunca había tenido relaciones sexuales durante tanto tiempo: fueron horas”.

Después de esta experiencia, Gerardo se volvió fanático del slamming y ahora en su perfil de Grindr destaca el emoji de un anillo con un diamante, que significa que sabe administrar cristal intravenoso.

Jeremy Cruz Islas, psiquiatra y maestro en salud mental pública, describe que las prácticas sexuales en donde están involucrados ciertos tipos de sustancias, principalmente estimulantes, son llamadas chemsex, o sexo químico por su traducción al español, y el principal objetivo de mezclar drogas durante el acto sexual es prolongar las relaciones sexuales durante muy largos periodos de tiempo.

“Es una práctica que ya se desarrollaba, pero que hoy lo llamamos de esta manera; se ha venido estudiando desde los últimos 40 años, los principales fenómenos empezaron a describirse en Inglaterra y Australia.

«Hoy sabemos que sucede también en América Latina, en México, y que, a pesar de haber iniciado asociada a hombres que tienen sexo con hombres, es una una práctica que se está expandiendo a toda la población y que también los heterosexuales realizan”.

Se llama 'slam' a la administración de cristal por inyección. (Javier Ríos)
Se llama ‘slam’ a la administración de cristal por inyección. 

Aunque al hablar de mezclar sexo y sustancias estimulantes, saltan a la mente referencias al alcohol, la mariguana y los poppers (productos de nitrito de amilo que aumentan el deseo sexual, relajan esfínteres y prolongan la erección), la mayor amenaza a la salud pública viene del consumo de drogas químicas o duras, como la metanfetamina, conocida en el mundo del chemsex como cristal, ICE o crico.

“En América: en Estados Unidos y Latinoamérica se utilizan sustancias similares a la ketamina, GHB (extásis) y sobre todo metanfetamina, que es un grave problema hoy en los hombres que tienen sexo con hombres y las personas de la diversidad sexual, y se está extendiendo también a las personas heterosexuales”, describe el experto en diversidad sexual y prácticas sexuales.

La propia Secretaría de Salud federal admite que, entre 2017 y 2021, 53 por ciento de los mexicanos en tratamiento por adicciones solicitaron la ayuda por tener consumo problemático de cristal.

Y un estudio realizado por el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México reveló que casi uno de cada dos hombres gay y bisexuales habían probado una droga ilegal, y de estos, 44 por ciento lo hacía por lo menos una vez al mes.

Augusto, tiene 21 años y una gran experiencia combinando el consumo de drogas y sexo, desde lo más común, alcohol y mariguana, hasta cocaína, LSD, y recientemente cristal; él asegura que el crico ha mejorado su rendimiento sexual y este es el argumento con el que convence a su novia a que acceda a este tipo de prácticas, pues garantiza más placer para ambos.

“Como que tu cuerpo te exige, te pones bien caliente, te pones bien intenso y quieres tener sexo con tu pareja; a ella no le gustaba que consumiera cristal, pero era mi forma de tener sexo con ella y eso ya no la molestaba, porque podía complacerla más; aparte de que te quita lo pedo y te centras en lo que estás haciendo, en cómo tocarla, en cómo moverte, y puedes durar mucho tiempo”.

De manera científica, es posible entender por qué los usuarios buscan este tipo de prácticas, pues el consumo incrementa la potencia sexual y las capacidades para mantener relaciones sexuales (así como lo describe Augusto), pero también potencializa en los sujetos la posibilidad de soportar prácticas sexuales extremas y mantener simultaneidad de pareja.

Inyección de fentanilo. (Javier Ríos)
Inyección de fentanilo. 

En ese sentido, Jeremy Cruz alerta sobre el sexo químico como potencializador de prácticas sexuales de riesgo: “tenemos que entender que los practicantes de chemsex no pueden dejar las sustancias y las sustancias están vinculadas a las prácticas sexuales, generalmente asociadas a prácticas de sexo extremo: orgías, tríos, o incluso una nueva variante que se llama chemsex en solitario, donde sujetos van a consumir algún tipo de sustancia y se van a masturbar durante horas”.

Los mayores riesgos para la salud pública, describe el experto, son específicamente en los consumidores de metanfetamina o las drogas adulteradas con fentanilo, pues presentan mayor riesgo a la transmisión de VIH, Hepatitis C, Hepatitis B y también mayor riesgo de enfermedades mentales como psicosis.

“Y además otra serie de factores en salud mental como depresión, ansiedad, y el consumo de otras sustancias, hay un consumo de polisustancias, es decir, más de tres drogas. Específicamente puede haber una sobredosis y la muerte”.

Lamentablemente no ha estadísticas en México sobre el chemsex, lo que dificulta la aplicación de políticas públicas de prevención y atención.

“Suponemos con algunos datos de Clínica Condesa y otros centros de atención que alrededor del 20 por ciento de los hombres que tienen sexo con hombres practican el sexo químico”, explica Jeremy Cruz. Sin embargo, prácticamente nadad se sabe de esta práctica dentro de la población heterosexual y mucho menos quien la realiza en solitario.

Alberto, un hombre homosexual en recuperación por su adicción al chemsex, está convencido de que la mezcla entre drogas y sexo potencializó su nivel de dependencia a ambas: “definitivamente se acrecienta el riesgo. Se entrelazan dos actividades placenteras y se pierden los límites entre una y otra”.

Suscríbete al boletín Bisturí de José Luis Parra, recibirás directamente en tu correo electrónico las columnas completas.

Te puede interesar

¿Qué nos dicen los reportajes sobre López Obrador y el narco?

26 de febrero de 2024

Javier Garza Ramos En la novela Goldfinger, el villano de ese nombre le dice a James Bond: “Una vez es casualidad, dos es coincidencia, tres es acción enemiga”. Esta frase explica muy bien por qué hay mentes absorbidas por conspiraciones, como la del escritor Ian Fleming o la del presidente Andrés Manuel López Obrador, excepto que una […]

Fiscalía de Sonora detiene a tres miembros de la AMIC por los hechos ocurridos en Navojoa

26 de febrero de 2024

Navojoa.- Durante la jornada del pasado sábado, 24 de febrero, se registró la aprehensión de tres sujetos, en las inmediaciones del municipio de Navojoa, a quienes le confiscaron un arma de fuego de alto calibre; sin embargo, las cosas no tardaron en dar un giro turbio, cuando se comenzaron a realizar las investigaciones en el Ministerio Público, puesto la apariencia […]

Sale barato a Morena derroche en anuncios

26 de febrero de 2024

La omisión de Morena por informar quién paga espectaculares, bardas y demás propaganda en vía pública a favor de sus aspirantes a la Presidencia y Congreso podría costarle una multa por 23 millones 241 mil 536 pesos. De acuerdo con la Unidad de Fiscalización, en los recorridos que realizó su personal se detectaron al menos […]

Atribuyen a crisis de migrantes, retraso en panel de energía

26 de febrero de 2024

A pesar de que en Estados Unidos y Canadá hay inconformidad por las decisiones de México en materia energética, autoridades de esos países no han iniciado un panel en el marco del T-MEC porque le dan prioridad a otros temas, como el migratorio, aseguró Kenneth Smith, socio de la consultora Agón. El también ex jefe negociador del Tratado Comercial consideró […]

Así usan los cárteles a los gobiernos municipales para incrementar su producción de drogas, según WSJ

26 de febrero de 2024

Una reciente investigación publicada por Juan Montes, corresponsal de The Wall Street Journal en México, señala que durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, células aliadas al Cártel de Sinaloa y al Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) han incrementado en número e influencia. La política de “abrazos, no balazos” se ha visto reflejada en una disminución […]

Columna de Raymundo Riva Palacio

¿Lo perdimos, señor Presidente?

26 de febrero de 2024

Memorable y extraordinaria. Así fue la mañanera de Andrés Manuel López Obrador del viernes pasado. El Presidente se presentó como un ser supremo por encima de la ley, salivando rabia contra medios y periodistas, y continuando con el descontrol de casi cuatro semanas por las imputaciones de que él, sus hijos y sus colaboradores recibieron […]

To top