¿Senadores de Morena seguirán dispuestos a aprobar a ciegas reformas de AMLO?

Una prueba de fuego para los senadores de Morena se dará cuando el presidente López Obrador les envíe su propuesta de reforma de pensiones. Nos dicen que en el grupo parlamentario de Morena están listos para recibir la iniciativa presidencial para mejorar las pensiones de los trabajadores jubilados, pero varios de los senadores advierten que junto con esa propuesta se debe impulsar una reforma fiscal de gran calado. Aseguran que, aunque el tema de las pensiones es muy noble, sin cambios en materia fiscal y las modificaciones necesarias para financiarlo, este tema, y el de los programas sociales, serán una bomba de tiempo para el próximo gobierno, que ellos confían, esté encabezado por Claudia Sheinbaum. En pocas palabras, sostienen que lo que se promete en tiempos electorales se debe cumplir, pero sin endeudar al país ni pasar facturas impagables a los futuros gobiernos. Ya se verá si esta vez los cambios propuestos por el Presidente logran pasar sin moverles ni una sola coma.

Nos hacen ver que los conflictos en el Instituto Nacional Electoral podrían estar lejos de terminar. Nos comentan que, tras la decisión del Tribunal Electoral, la consejera presidenta Guadalupe Taddei tendrá mayor margen de maniobra para nombrar a quien ella decida en áreas clave, incluyendo al encargado de despacho de la Secretaría Ejecutiva. Podrá nombrar al encargado no sólo entre los titulares de las Direcciones Ejecutivas, sino también elegir entre encargados de despacho, es decir, perfiles que no pasaron por el consenso del resto de los consejeros. Nos dicen que ojalá estas designaciones no generen problemas en el instituto, pues con la elección encima, sería el peor momento para un conflicto interno.

Nos comentan que la dependencia que no quiere meterse en problemas y en escándalos por no cumplir con la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador de evitar la contratación de empresas seguridad privada es la Secretaría de Energía. Nos detallan que la dependencia federal entregó a finales de diciembre un contrato de la licitación SE-08/2024 para la protección, custodia, vigilancia y seguridad de sus instalaciones por más de 15 millones de pesos al Servicio de Protección Federal (SPF). Esta dependencia federal, nos recuerdan, es la misma que el presidente López Obrador había recomendado a los miembros de su gobierno para brindar este servicio y no una empresa privada, instrucción que varias dependencias han ignorado al pagar a empresas de seguridad por sus servicios.

A pesar de que el morenista Alejandro Armenta solicitó licencia al Senado hace casi tres meses para dedicarse a su campaña para ser gobernador de Puebla, ha tenido que estirar la liga para evitar separarse de su escaño. Nos comentan que el motivo principal es que su suplente, Jesús Encinas, ya no pertenece a Morena y se ha convertido en un feroz crítico de la Cuarta Transformación, por lo que cuando se tenga que ir, en febrero a hacer campaña, su grupo parlamentario perderá un integrante y ganará un adversario.

Es noticia ahora