Poder caminar por las calles en paz

Foto del avatar

Verónica Malo Guzmán

“Después de haber tenido

Siempre vuelves a tener

Después de haber querido, lo intentas otra vez

Después de lo vivido

Siempre hay un después

Y después de ti, ¿qué?

Después de ti, ¿qué?”

RUDY AMADO PÉREZ

“Llegas a mi vida como un sol

Como la suave transparencia del amor

Como el aroma de la brisa en la mañana

Borrando para siempre mi dolor

Volver a amar una vez más

Nacer de nuevo en ti, en tu mirar

Llenando con tu luz

Las sombras de mi soledad.”

FLAVIO ENRIQUE SANTANDER

Estimados: la esperanza y la inseguridad siempre van en sentidos opuestos.

La esperanza se nutre del Estado de derecho y de la fortaleza cívica; de un tejido social vivo que conoce de leyes, de obligaciones, de sanciones y de la efectiva gestión de las instituciones. ¿Hasta ahora hemos avanzado o retrocedido en ello? Ustedes digan.

La inseguridad que azota a nuestro país se cuenta en cientos de miles de víctimas (así sea que la autoridad se empecine en desaparecerlas de los registros), en hogares destrozados, en madres buscadoras, en la extendida incertidumbre de lo que puede pasar si uno sale de casa. Hemos perdido la tranquilidad de poder caminar por las calles en paz.

La descomposición lleva tiempo; no es honesto decir que es de ahora. No sorprende (pero sí alarma), entonces, que en el presente sexenio México haya descendido al lugar 116 en el ranking de Estado de derecho del World Justice Project. Estamos peor que en Rusia, que en Angola, que en Liberia. Reflejo de que lo que la autoridad ha hecho antes no funciona. Resultado también de la política de seguridad “de abrazos y no balazos”.

Unas y otra han coincidido en errar en algo: el centralizar cada día más, en lugar de FEDERALIZAR, las decisiones y el uso de la fuerza (recientemente al grado de designar un secretario de seguridad pública estatal, cuando la gobernadora había nombrado a otra persona). No es con la Guardia Nacional o enviando al Ejército a las ciudades “en conflicto” o concentrando presupuestos como se disminuye la violencia. No, así no.

¿Qué se requiere? Se debe fortalecer, fortalecer y luego seguir fortaleciendo las policías estatales y tener/mejorar la coordinación con las municipales. Evidentemente, estas policías municipales deberán capacitarse también. Monitoreos y evaluaciones externas y autónomas deben asegurarse.

Los casos de éxito en materia de combate a la inseguridad solo se han dado a nivel local; ustedes pueden constatarlo. Habría que tomar en cuenta estos (y replicarlos en lo posible). Municipios donde el índice de homicidios, robos, de desapariciones y secuestros son menores que en el resto de la República.

¿Qué ha hecho bien Mérida o las ciudades de Aguascalientes y Querétaro? Fortalecer la policía municipal; una inyección importante de dinero. Elementos probados, mejores sueldos, prestaciones y condiciones; el trabajo conjunto y continuo con la población. Evaluaciones.

Sí, las distintas estrategias para combatir la inseguridad —estas focalizadas— deben contemplar la meta de reducción de la incidencia delictiva (o, lo que es lo mismo, la reducción porcentual sobre el número total de homicidios). En otras palabras, hacer que cada demarcación territorial sea más segura que el resto del país.

Razón para que, quienes desean el viraje en la política de combate a la inseguridad se aseguren de que la Cuarta Transformación no obtenga la mayoría en el Congreso de la Unión. Y es que para poner en marcha estrategias focalizadas es menester hacer que los legisladores sean representantes de sus localidades y no de sus partidos (o peor aún, de una política centralizada que se origina en Palacio Nacional). Que aseguren presupuestos dignos, suficientes y decorosos para las demarcaciones que representan. También que haya rendición de cuentas y transparencia en cada proceso, partida y acreditación. Recomponer la esencia de lo que nos hace una república federativa. El balance de poderes es forzoso para no ser comparsa de una estrategia que nunca rendirá frutos.

Los ciudadanos debemos aprender a no buscarnos donde ya no estamos representados y buscarnos donde sí. Esto incluye dejar los esquemas centralizados (seguido en varios sexenios).

Pero hay más: se requiere una suerte de pacto de reconciliación nacional y de unidad. Ese, desafortunadamente, jamás lo llevaría a cabo Claudia Sheinbaum (ella está impedida por su jefe; ella no puede llamar a la unidad, ni dar marcha atrás a una estrategia en materia de Seguridad previamente dictada).

Un nuevo pacto que no incluya a los delincuentes; los abrazos serán para la gente de bien. A la gente de mal se le debe combatir.

Que contemple el reforzamiento en cada municipio de la cultura de la legalidad, lo que supone (re)enseñar a la población lo que significa ser ciudadanos y vivir —y convivir— en un marco de Estado de derecho. Hacer crecer el capital social (la responsabilidad cívica) y exigirlo en en todos y cada uno de los cauces sociales.

La estrategia de la 4t ha caducado (como lo hicieron las otras antes). Se requiere una nueva; una que no puede ofrecer quien pretende inaugurar ‘el segundo piso’ de una transformación que no contempla “retroceder” o dar marcha atrás. Y es que hoy es menester retroceder para tomar perspectiva, replantear y afinar las decisiones.

¿Podremos caminar por las calles en paz? Me refiero a recuperar todo el país de la fallida estrategia y las garras del crimen. Sí, es posible.

La esperanza y la inseguridad van en sentidos opuestos. Esta segunda debe ser desterrada; la primera debe empezar ahora. Depende de nosotros.

Suscríbete al boletín Bisturí de José Luis Parra, recibirás directamente en tu correo electrónico las columnas completas.

Te puede interesar

¿Qué nos dicen los reportajes sobre López Obrador y el narco?

26 de febrero de 2024

Javier Garza Ramos En la novela Goldfinger, el villano de ese nombre le dice a James Bond: “Una vez es casualidad, dos es coincidencia, tres es acción enemiga”. Esta frase explica muy bien por qué hay mentes absorbidas por conspiraciones, como la del escritor Ian Fleming o la del presidente Andrés Manuel López Obrador, excepto que una […]

Fiscalía de Sonora detiene a tres miembros de la AMIC por los hechos ocurridos en Navojoa

26 de febrero de 2024

Navojoa.- Durante la jornada del pasado sábado, 24 de febrero, se registró la aprehensión de tres sujetos, en las inmediaciones del municipio de Navojoa, a quienes le confiscaron un arma de fuego de alto calibre; sin embargo, las cosas no tardaron en dar un giro turbio, cuando se comenzaron a realizar las investigaciones en el Ministerio Público, puesto la apariencia […]

Sale barato a Morena derroche en anuncios

26 de febrero de 2024

La omisión de Morena por informar quién paga espectaculares, bardas y demás propaganda en vía pública a favor de sus aspirantes a la Presidencia y Congreso podría costarle una multa por 23 millones 241 mil 536 pesos. De acuerdo con la Unidad de Fiscalización, en los recorridos que realizó su personal se detectaron al menos […]

Atribuyen a crisis de migrantes, retraso en panel de energía

26 de febrero de 2024

A pesar de que en Estados Unidos y Canadá hay inconformidad por las decisiones de México en materia energética, autoridades de esos países no han iniciado un panel en el marco del T-MEC porque le dan prioridad a otros temas, como el migratorio, aseguró Kenneth Smith, socio de la consultora Agón. El también ex jefe negociador del Tratado Comercial consideró […]

Así usan los cárteles a los gobiernos municipales para incrementar su producción de drogas, según WSJ

26 de febrero de 2024

Una reciente investigación publicada por Juan Montes, corresponsal de The Wall Street Journal en México, señala que durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, células aliadas al Cártel de Sinaloa y al Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) han incrementado en número e influencia. La política de “abrazos, no balazos” se ha visto reflejada en una disminución […]

Columna de Raymundo Riva Palacio

¿Lo perdimos, señor Presidente?

26 de febrero de 2024

Memorable y extraordinaria. Así fue la mañanera de Andrés Manuel López Obrador del viernes pasado. El Presidente se presentó como un ser supremo por encima de la ley, salivando rabia contra medios y periodistas, y continuando con el descontrol de casi cuatro semanas por las imputaciones de que él, sus hijos y sus colaboradores recibieron […]

To top