En el War Room de Xóchitl hablan de un nuevo “momentum” pero dicen que todavía falta convencer al círculo rojo