El premio para Marcelo

Nos aseguran que en Morena le tienen reservada al excanciller y excorcholata presidencial, Marcelo Ebrard, una candidatura plurinominal al Senado. La idea, nos cuentan, es cumplir lo prometido por el presidente López Obrador de que los que perdieran en la contienda por la candidatura presidencial y se disciplinaran recibirían un sustancioso hueso.  En este caso, el plan es que don Marcelo encabece el grupo parlamentario guinda en la próxima legislatura, que inicia el 1 de septiembre próximo. Además, en caso de que el voto favorezca a Morena y sus aliados, también se podría convertir en presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta. ¿Será suficiente para apaciguar a Ebrard?

Nos hacen ver un dato muy interesante: que las armas con las que miembros de la Familia Michoacana buscaban atacar a los pobladores de Texcaltitlán, en el Estado de México, tienen su origen en Estados Unidos y entraron ilegalmente al país.  Nos dicen que según Guacamaya Leaks, la Agencia Nacional de Aduanas fue señalada de permitir en este sexenio la entrada de más de 54 mil armas ilegales a México. Valdría la pena, nos señalan, que lo revelado por la filtración de la información del gobierno federal sea investigado a fondo, pues en varios de los ataques a la ciudadanía y masacres en el país podría haber una corresponsabilidad de agencias oficiales, como la Agencia Nacional de Aduanas.

Madres buscadoras nos comentan que la nueva estrategia de búsqueda de personas desaparecidas sí es eficaz, pero para volver a desaparecer a sus hijas e hijos, pues, pese a que miles de ellas presentaron denuncias en las Fiscalías correspondientes y levantaron la alerta de desaparición correspondiente en sus estados, sus familiares ya no se encuentran en el Registro de la Nueva Estrategia Nacional de Búsqueda Generalizada. Nos dicen que, ahora, además de buscar a sus hijos y hacer su propio trabajo de investigación para obtener justicia, iniciarán un registro con los nombres y datos de las carpetas de investigación para que la Secretaría de Gobernación no los borre y no tenga cómo argumentar que no siguieron el debido proceso de denuncia después de ser desaparecidos. Nos advierten que, de continuar con la Nueva Estrategia “de borrado”, las mujeres acamparán frente a Palacio Nacional hasta que el Presidente deje de tratar de diluir la crisis. El colmo, nos dicen, ahora hay que trabajar para que no desaparezcan a los desaparecidos.

Nos cuentan que el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, encargado de monitorear y reportar los casos activos de Covid-19 en el país, escogió buen momento para dejar de dar información. Justo en la temporada alta de contagios, decidieron “reconstruir” su página web “derivado de la transición a Vigilancia epidemiológica centinela en México”. La caída del sistema lleva casi una semana y pasó después de que su último reporte reflejó casi 200 contagiados de coronavirus. Esta falta tan “oportuna” de cifras, nos dicen, se presta al “sospechosismo”.

Es noticia ahora