El pecado de los García y el triunfo de los puros

La decisión de que no sería Omar García Harfuch el candidato de Morena a la Ciudad de México se tomó 72 horas antes del anuncio oficial de los resultados de las encuestas de Morena. Desde el martes pasado, las señales que se dieron directamente de Palacio Nacional, indicaban claramente que el ex secretario de Seguridad capitalino no tenía el visto bueno del presidente López Obrador, que si bien nunca se pronunció abiertamente a favor de Clara Brugada, sí dejó ver a los dirigentes de su partido, que Omar no debía ser postulado.

Dicen los que hablan directamente con el presidente que en los temas de candidaturas y postulaciones de su partido el presidente nunca les dice quien sí, pero sí deja muy claro quién no y justo esa fue la señal que les dio sobre García Harfuch. Y una vez que esa señal salió del Palacio ya no hubo bastón de mando que aguantara y el jueves pasado le comunicaron a Claudia Sheinbaum que su candidato a Jefe de Gobierno simplemente no iba y aunque ella se resistió y trató de pedir explicaciones, al final se disciplinó; guardó su orgullo junto con el bastoncito y fue ella misma quien ese día por la noche le comunicó a Omar que él no sería y que tenía que declinar a favor de Clara Brugada.

Lee también Tres empresas demandan a Diconsa por 980 millones de pesos por el fraude de las purificadoras de agua de Segalmex

El viernes pasado por la mañana el mismo aspirante comenzó a llamar a sus principales colaboradores y estrategas de campaña para comunicarles la decisión: “No voy a ser yo y declinaré a favor de Clara”, les dijo personalmente a sus más cercanos, antes de que saliera la tarde noche de ese viernes para declarar ante los medios que él “acataba las reglas y las decisiones de Morena” y que a pesar de haber ganado la encuesta, se hacía a un lado para dar paso a la candidatura de la exalcaldesa de Iztapalapa.

Hacia afuera el policía que aspiró a la política quedaba como un ejemplo de institucionalidad y, desde las cuentas de redes y medios afines a la 4T, se le exhaltaba y se le presentaba como “ejemplo de madurez y civilidad” y como la antítesis del berrinche de Marcelo Ebrard. “El sí fue capaz de hacer lo que no pudo Ebrard”, decían lo mismo bots que opinadores afines al lopezobradorismo.

Y aunque no estaban equivocados, tampoco explicaban que a García Harfuch no le dejaron otra opción, primero por la feroz y encarnizada guerra que le hicieron los llamados “puros” de Morena, que lo acusaron de todo y que lo mismo lo llamaban en sus reuniones privadas el “galán de balneario”, como lo apodó el director del Fondo de Cultura Económica, Paco Ignacio Taibo II, hasta toda clase de epítetos que le lanzaron los columnistas, intelectuales y articulistas al servicio del vocero presidencial Jesús Ramírez, como decir que “es muy básico y carece de toda formación social” o la consigna que se fijaron los duros morenistas, autoerigidos como los  guardianes de la moral de la 4T, de que “un policía no puede gobernar la CDMX”.

Pero si bien la campaña de los “puros” morenistas fue inminsericorde y logró hacer mella en la imagen y la viabilidad de la candidatura de García Harfuch, también el aspirante claudista cometió errores graves que le ganaron el veto del presidente. En un intento por defenderse y responder a la guerra lanzada en su contra, desde su cuartel de campaña se comenzaron a mover expedientes negros en contra de Clara Brugada que se hicieron llegar a periodistas y columnistas con información en contra de su contrincante. Los duros respondieron filtrando que en el equipo de estrategia de Omar estaba trabajando Juan José Lecanda, un conocido operador priista de toda la vida.

El vínculo directo de Lecanda con el exsenador priista Emilio Gamboa, de quien fue su secretario particular por muchos años, le dio pie a los radicales de Morena para que le fueran a acusar ante López Obrador que le estaban haciendo “guerra sucia” a Clara y que además lo hacían con políticos del priismo. “Usted y su movimiento no van a ganar si él es candidato, es el regreso del más viejo PRI. Esos priistas andan alardeando que ellos son los dueños del balón”, le dijo el jefe de toda la operación contra Omar, el mismo que todas las mañanas envenena el oído del presidente.

Así que en lugar de dañarla con los expedientes movidos por sus operadores, García Harfuch terminó victimizando a Brugada y, como es bien sabido, López Obrador siempre compra y defiende a los que cree victimas, de ahí que su respuesta fuera ejercer su veto en contra del aspirante que en un principio le había autorizado a Claudia Sheinbaum sin ponerle objeciones. Ahí fue cuando se revirtió todo, tres días antes de que se conocieran las encuestas de Morena, por decisión directa del presidente.

Al final, Omar García Harfuch a quien seguramente le espera un cargo en el eventual gabinete de Sheinbaum, lo más seguro es que en las áreas de Seguridad federal, terminó pagando la misma penitencia que siempre pagó su linaje político: la de la lealtad y la institucionalidad. Porque su abuelo, el general Marcelino García Barragán, llegó a tener el ofrecimiento de tomar por asalto el poder de la Presidencia de la República, a través de un golpe de Estado y rechazó tajantemente ese acto de deslealtad. En septiembre de 1968, un par de semanas antes de la masacre de estudiantes en Tlatelolco, al general lo buscaron personajes del gobierno de Estados Unidos, incluido el embajador de ese país en aquel momento, para ofrecerle todo el apoyo para que diera un golpe de Estado.

El general les respondió que tenía que pensarlo y lo que hizo fue que esa misma noche, ya casi de madrugada, llegó hasta la residencia presidencial y pidió que despertaran al presidente Díaz Ordaz. Iba acompañado de un grupo de generales y cuando salió el mandatario le contó todo sobre la reunión que tuvo con los estadunidenses, le dijo que le ofrecieron apoyarlo si tomaba el poder por la fuerza militar, pero que en ese momento, junto con sus generales, le reiteraba el juramento de lealtad incondicional a su Presidencia.

También el padre de García Harfuch, Javier García Paniagua, pagó el precio de la institucionalidad cuando, en 1982 buscó ser candidato a la Presidencia por el PRI, partido que dirigió como presidente. El argumento de los apoyadores de don Javier, en aquel momento, era que a él le correspondía ser candidato “por la lealtad que tuvo su padre con el sistema”, pero al momento de decidir, José López Portillo lo hizo a favor de Miguel de la Madrid, lo que provocó la ira de don Javier, que renunció al PRI en octubre de 1981, pero aún así le ganó su institucionalidad y aceptó ser el secretario del Trabajo por dos meses, para renunciar en diciembre de aquel año y retirarse de la política, hasta que en 1991 aceptó ser secretario de Seguridad Pública del DF y luego director de la Lotería Nacional invitado por el presidente Carlos Salinas de Gortari.

Por eso no sorprende que ahora Omar García Harfuch haya aceptado la decisión presidencial de que no sería candidato y haya actuado con la misma institucionalidad que aprendió de sus antepasados. Al final el conjunto de frivolidades que rodearon a su campaña, con una imagen totalmente centrada en lo mediático y en la que lo equiparaban con un personaje de ficción como Batman, junto a su acercamiento a viejos operadores del priismo, fueron el peor pecado de Omar e influyeron para que el inquilino del Palacio Nacional le retirara su apoyo y, de paso, hiciera pedazos el liderazgo y el mando que le había entregado a Claudia Sheinbaum.

NOTAS INDISCRETAS… Y mientras de un lado había caras largas y aceptación institucional, en el grupo de “los puros” de Morena hubo festejo y celebración la noche del viernes. Nos cuentan que en un festejo, casi como de “afterhours”, Clara Brugada se reunión con todos sus amigos duros que la ayudaron a lograr la candidatura, al más puro estilo del  “haiga sido como haiga sido” del clásico, y muy contenta y eufórica por el mayor logro de su carrera política, la exalcaldesa de Iztapalapa dio un discurso de agradecimiento en el que reconoció a todos los que la apoyaron y hasta lanzó una singular propuesta: “Que le pidamos al presidente López Obrador que se convierta en el ‘líder moral´ del movimiento para que siga ejerciendo su liderazgo aun después de terminar su presidencia”. La propuesta recibió aplausos y vítores, pero no faltó el aguafiestas que le dijera a Brugada que la figura del liderazgo moral fue la misma que ejerció Joaquín Hernández “La Quina” para eternizarse como cacique del sindicato petrolero. “Bueno –corrigió doña Clara—entonces podríamos nombrarlo ‘presidente vitalicio’ de nuestro movimiento”. Ahí ya no hubo quien se atreviera a volver a corregirla ni a bajarle su euforia, aunque también eso de la “presidencia vitalicia” se lo inventó formalmente la maestra Elba Esther Gordillo para mantener el control total del SNTE. El caso es que doña Clara seguía tan contenta que hasta bromeó con que el lema de su campaña iba a ser: “Por una Clara Transformación”. Y al final los puros y duros morenistas brindaron y celebraron contentos no sólo con su triunfo político, sino también porque a partir de esto ellos ya se constituyeron en “los guardianes de la moral y la pureza” de la izquierda morenista, los que dicen quién sí es puro y quién es un arribista u oportunista… Y hablando de las alegrías y tristezas de la política, nos cuentan quienes han visto y hablado recientemente con Marcelo Ebrard que el excanciller “está muy deprimido” que no termina de procesar todo lo que le pasó y la actitud del presidente López Obrador en su contra y que se dice “totalmente decepcionado” de la política y del movimiento lopezobradorista. Veremos qué tanto de esa depresión se refleja en el mensaje de este lunes a los medios después de que, sorpresivamente decidiera cancelar su participación como aspirante presidencial de Movimiento Ciudadano y declinar la invitación que siempre le mantuvo su amigo Dante Delgado. Y veremos también si, además de la tristeza que sería entendible en la parte humana, también pesó en el ánimo de Marcelo las amenazas veladas que le hizo el presidente en su discurso del pasado viernes desde Tijuana o, incluso, las amenazas que desde el poder pudieron hacerle para que no se lanzara a la aventura con MC. El caso es que a Marcelo ya se le fue el último tren y no aparecerá, como tanto se los dijo a sus muchos seguidores y lo repitió en los últimos meses, en la boleta presidencial de 2024… Y hablando de las que no aparecerán, todo indica que en el Frente Amplio por México ya decidieron eliminar por dedazo a todas las mujeres que buscaban ser precandidatas a Jefa de Gobierno de la CDMX. Porque en el PAN ya registraron a Santiago Taboada como su candidato único al gobierno capitalino y, nos confirman fuentes panistas, convencieron a Lia Limón de que se bajara de la contienda con la amenaza de que si se registraba no le autorizarían ser candidata a la reelección como alcaldesa de Álvaro Obregón. Y Lía, que estaba tan echada para adelante, tuvo que decidir y prefirió asegurar su reelección. Mientras que en el PRI parece que aplicarán la misma fórmula machista y sólo le darán registro al alcalde de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, lo que dejaría afuera a todas las aspirantes mujeres como la diputada Cinthya López Castro. Y en el PRD también estarían por registrar solo al diputado Luis Cházaro, de tal forma que el candidato del Frente Va por la CDMX, como se autodenominan, sería obligadamente del género masculino… A la que por cierto ya no peló ningún partido fue a la alcaldesa Sandra Cuevas, que tras sus escándalos y polémicas, perdió no sólo la seriedad y la cordura, sino también el respaldo de todas las fuerzas políticas que la apoyaron en 2018. Y dicen que moviendo sus influencias y su poder financiero de origen desconocido, la polémica alcaldesa de Cuauhtémoc podría arañar una diputación local o federal apoyada por el PRI… Los dados abren con Serpiente Doble. Se viene fuerte la semana.

Más de Salvador García Soto Ver perfil

Guerra entre poderes

Se viven tiempos de discordia en la República. La confrontación pública entre los Poderes de la Unión pasó de ser una disputa verbal y mediática, a un enfrentamiento frontal, utilizando las instituciones y las leyes, entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial. La investigación en contra de Arturo Zaldívar ordenada por Norma Piña en el Consejo de la Judicatura, donde se acusa al exministro de […]

Más cámaras que empresarios con Claudia

El que se anunció como el gran encuentro de la candidata presidencial de Morena con los empresarias y empresarios mexicanos, terminó siendo un evento en el que no asistieron grandes empresarios, de los más fuertes e importantes en el país, pero en su lugar, en un salón enorme que lució muchas sillas vacías, a  Claudia Sheinbaum la acompañaron más […]

Explota pleito Piña vs. Zaldívar. La república, dividida

Desde las cúpulas del Poder Judicial de la Federación, un pleito que comenzó en 2019, con la llegada de Arturo Zaldívar a la Presidencia de la Suprema Corte, que fue creciendo durante los cuatro años de su gestión y que escaló con el relevo de Norma Piña como titular del Poder Judicial en enero de 2023, acaba de saltar a los […]

Columnas recientes

Foto del avatar

Carlos Loret de Mola

Columnas

Lo que salvó la caída de Sheinbaum

El domingo pasado en su gira por Sinaloa, Claudia Sheinbaum tropezó al estar bailando y cayó en el templete. La imagen se volvió viral. Un incidente menor de campaña la salvó de una pifia mayor: no hay una foto de ella bailando con un candidato morenista públicamente acusado de acoso sexual por una jueza. Es algo así como el Salgado Macedonio de Sinaloa. Sheinbaum estaba […]

Foto del avatar

Bajo Reserva

Columnas

Peña Nieto ya habló: ¿fin de pacto y terremoto político?

Terminó el silencio del expresidente Enrique Peña Nieto, quien sostuvo varias charlas con el columnista de EL UNIVERSAL Mario Maldonado en República Dominicana y en España. Las entrevistas derivaron en un libro, a publicarse la siguiente semana, que promete diversas confesiones, dos de ellas muy puntuales: si pactó o no con su antecesor panista, Felipe Calderón, para allanar su […]

Foto del avatar

Héctor de Mauleón

Columnas

Una voz en el pueblo fantasma: “Volteen para acá, también existimos”

“Miren, miren, no hay nadie. Se convirtió en pueblo fantasma. Somos los únicos que estamos aquí…”. En un video desgarrador tomado hace unos días, se escucha el llanto de una mujer que muestra las calles vacías de la comisaría Félix Gómez, en Pitiquito, Sonora.Lee también Tres empresas demandan a Diconsa por 980 millones de pesos por el fraude […]

Menú

¿Qué es SonoraPresente?

Somos mucho más que un portal en línea: somos una experiencia multimedia completa. Desde nuestros videos de análisis político y shorts informativos en SP TV hasta nuestra cobertura en SP+ con noticias en un minuto. SonoraPresente: Donde la información es poder y el análisis es libertad.

Suscríbete a nuestro boletín

Únete a más de 3,000 personas y mantente informado.