Clara Brugada, la candidata disciplinada y favorita del núcleo duro de Morena