Sistema Anticorrupción, la próxima presa de Morena

Nos cuentan que la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara Baja aprobó que el Sistema Nacional Anticorrupción entregue a los diputados federales su informe anual de labores en enero de cada año. El punto, nos detallan, es que la mayoría de Morena y sus aliados quieren poner bajo el microscopio al organismo que tiene en su comité coordinador a los titulares del Inai, el Tribunal de Justicia Administrativa, la Auditoría Superior de la Federación, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción y la Secretaría de la Función Pública, así como al presidente del Comité de Participación Ciudadana y la representante del Consejo de la Judicatura. Desde ya, le andan buscando cuál va a ser el pretexto discursivo para desmantelar a otro organismo de vigilancia.

Nos cuentan que después del revuelo que causó la última encuesta de preferencias electorales que pone a Xóchitl Gálvez 30 puntos abajo de Claudia Sheinbaum, los adeptos de la senadora hidalguense, que se hacen llamar “Xóvenes Xingones” en la red social X, decidieron levantar su propia medición: “Si hoy fueran las elecciones para la presidencia de México ¿Por quién votarías?”, plantearon. Esto deja claro, nos señalan, que mientras la campaña morenista está echada a andar con todo el aparato partidista y hasta gubernamental, la aspirante opositora sigue nadando sola y el Frente Amplio por México no dice ni pío. Sin equipo de campaña, ni cuarto de guerra, ni estrategia planeada, ¿será que la reacción quedará en una encuesta en la red social, que les dé abrumadora mayoría de tuits pero no de votos?

El presidente Andrés Manuel López Obrador iniciará hoy su gira de fin de semana por el sureste mexicano y nos cuentan que tiene planeado subirse de nuevo a un convoy del Tren Maya, que sigue en “periodo de pruebas”. Nos recuerdan que el mes pasado el mandatario abordó el tren para revisar personalmente el avance y medir si estarán listos para cumplir la promesa de inaugurarlo en diciembre próximo, pero se quedó varias horas detenido debido a que presentó todavía algunas fallas. ¿Será que ya se solucionaron? Nos aseguran que en el gobierno federal y las empresas constructoras están haciendo “changuitos” para que al Presidente no le vuelva a tomar más de 10 horas hacer un recorrido que por carretera se hace en solo tres horas.

Nos cuentan que quien está muy activa para evitar convertir en pleito callejero las diferencias con la Suprema Corte, es Ana Lilia Rivera, flamante presidenta del Senado. La legisladora morenista rechazó recibir línea desde Palacio Nacional, pero sí dijo que analiza enviar un exhorto a los ministros para que también se pongan las pilas y no sólo vean la paja en el ojo ajeno. En particular, nos detallan, busca que, así como desde la Corte piden los nombramientos del Inai, también resuelvan diversas controversias que están en la congeladora del Poder Judicial.

Es noticia ahora