Gómez Urrutia busca subirse al conflicto del Río Sonora pero desde Segob se inclinan por un acuerdo con Grupo México