El otro Zar de la limpieza

UNA PERSONA FÍSICA con actividad empresarial se ha convertido en el zar de la limpieza y vigilancia en el estado de Quintana Roo.

Acapara contratos en universidades, en el Poder Judicial y, sobre todo, en las delegaciones estatales de organismos como el ISSSTE, la Secretaría de Infraestructura y la polémica Segalmex.

Desde los 28 años, Mario Ernesto Montalvo Hernández es proveedor del sector público en ese estado del Caribe mexicano y acumula ya contratos por alrededor de 300 millones de pesos.

La mayoría, por cierto, cuestionados por irregularidades en los procesos licitatorios, por sobreprecios o por presuntos casos de explotación de adultos mayores que presentan como sus empleados.

El susodicho personaje se encuentra registrado ante las autoridades locales como proveedor de servicios de limpieza, jardinería, fumigación, vigilancia y reparación de equipo de cómputo.

Pero la delegación del IMSS lo ha contratado para labores de mantenimiento en todas sus unidades en el estado, a pesar de no contar con un objeto social que justifique el servicio.

Entre los mejores clientes de Montalvo Hernández se encuentra la Universidad de Quintana Roo, en la que ofrece los servicios de limpieza para todos sus campus desde el año 2012.

Aunque sus mejores años fueron, sin duda, durante la reciente rectoría de Francisco López Mena, el mismo que se desempeñó como secretario general de Gobierno con Carlos Joaquín González.

De 2019 a 2022, periodo en el que estuvo al frente de la casa de estudios, le asignaron cuatro contratos para el “servicio de vigilancia y limpieza de la Universidad de Quintana Roo”.

El primer año, por 7.5 millones de pesos; en el segundo, por otros 8.5 millones, y para el tercero, por 11.8 millones de pesos más. Y antes de que se diera la sustitución de rector, le asignaron 13.4 millones.

En sólo tres años, el costo del servicio para la Universidad de Quintana Roo prácticamente se duplicó, a pesar de que las condiciones son las mismas.

Se sabe que en breve habrá renovación del contrato, un proceso que corresponderá ahora a la administración de la nueva rectora Consuelo Natalia Fiorentini, cercana a la actual gobernadora, Mara Lezama.

Se prevé que Montalvo mantenga el contrato con la universidad, pues el nuevo gobierno de Lezama le aseguró un contrato con los Servicios Estatales de Salud, por 11.3 millones de pesos.

Es, otra vez, para el “servicio de limpieza en las unidades administrativas y en las unidades médicas”.

LA COMPRA DE equipos de Rayos X no intrusiva, al menos en las 17 aduanas que administra la Secretaría de Marina, va caminando conforme a lo solicitado por esa dependencia, que comanda José Rafael Ojeda Durán. Lo mismo puede decirse del proceso licitatorio de la Secretaría de la Defensa Nacional, la que capitanea Luis Cresencio Sandoval, que adjudicó a su vez otro contrato para el equipamiento de las 21 aduanas que opera. Las dos secretarías avanzan en sus respectivas instalaciones. Pero en ambos casos hay una empresa que resultó la gran perdedora de los procesos licitatorios: LTP Global, de Luis Felipe Puente Correa, el hijo del ex secretario de Gobierno de Alfredo del Mazo. La compañía sigue impugnando los dos procesos con la esperanza de quedarse con algo.

EX DIRECTIVOS DE la anterior Altán Redes tienen demandado a Morgan Stanley por incumplimiento de un contrato de servicios. Reclaman el pago de un bono de resultados que acordaron antes de que la 4T capitalizara y asumiera el control del operador que ahora dirige Carlos Lerma. El premio estaba amarrado al desarrollo de la red, alcance de porcentajes de cobertura y reestructura financiera, y fue autorizado por el Comité de Remuneraciones. Como el banco de inversión que lleva Jaime Martínez-Negrete no lo honró, fue demandado laboralmente, proceso que ha avanzado tanto, que los ex ejecutivos ahora están siendo presionados por la Fiscalía General de la República, de Alejandro Gertz Manero, porque el conflicto se escaló al gobierno, que es el accionista mayoritario.

LA PESADA DEUDA de Altos Hornos de México (AHMSA) dio un salto en otros 112 millones de dólares. Es el remanente que Alonso Ancira ya no siguió pagando como parte del acuerdo reparatorio al que se comprometió con Pemex, que dirige Octavio Romero, por la venta de AgroNitrogenados. El empresario sólo alcanzó a hacer dos amortizaciones: una por 50 millones y otra por 54 millones, ésta última en diciembre pasado. Sin embargo el empresario no volvió a abonar nada para llegar a los 216 millones que fue lo que aceptó ante la Fiscalía General de la República, que comanda Alejandro Gertz Manero. Ahora esos 112 millones se cargaron a la deuda total de la acerera de Monclova.

EL QUE YA anda como zombie, convencido de que se impondrá en las elecciones del año próximo a Xóchitl Gálvez, es el gobernador de Nuevo León. No hay poder humano que lo convenza de que no se embarque en la aventura que le vendió el presidente Andrés Manuel López Obrador y el fundador del Partido Movimiento Ciudadano, Dante Delgado. Samuel García ya no escucha ni al que era su gurú político, Rafael Valenzuela, el fundador de Euzen, quien fuera factor relevante en la llegada de Enrique Alfaro a la gubernatura de Jalisco. Otro que ya se desentendió de Samuel y que solía ser su interlocutor con parte del Grupo de los 10 de Monterrey, es Juan Ignacio Garza Herrera, el CEO de Xignux.

LA NOTICIA EN el mundo de los abogados es la reciente separación de Eduardo Gallástegui de la firma DLA Piper, después de una relación de casi nueve años. Próximamente, Gallástegui anunciará el nuevo proyecto al que se abocará. El experimentado abogado mexicano, uno de los más destacados del país, retomará su práctica independiente, tal y como la ejerció durante 30 años. El retorno de Gallástegui estará sustentado en un modelo de despacho fresco, flexible y novedoso, enfocado a las nuevas generaciones que merecen mayor certidumbre y rapidez en sus procesos de crecimiento. Este innovador modelo seguramente despertará gran interés en un sector importante de la abogacía en México.

AYER SE LLEVÓ a cabo un campanazo en Bolsa Mexicana de Valores para celebrar tanto el quinto aniversario de la oferta pública inicial de Fibra Educa, como la colocación de su primer programa de emisión de deuda vinculada a la sostenibilidad. Fibra Educa, que preside Jorge Nacer y dirige Raúl Martínez Solares, es hoy la tercera fibra más grande de México por su valor de capitalización de mercado. Ha alcanzado este nivel en apenas cinco años y a la fecha sigue siendo la única en México y el mundo dedicada a la operación de inmuebles relacionados con la educación. En estos lustros creció su valor 175% y mantuvo sus distribuciones incluso durante toda la contingencia sanitaria.

Más del autor

Es noticia ahora