Sonora Presente

Lunes 27 de Marzo.

Tesla en Nuevo León: una inversión de 4.500 millones de dólares y hasta un millón de autos eléctricos al año

Santa Catarina, un municipio de Nuevo León de menos de 310.000 habitantes, ha atraído los reflectores internacionales de la mano de Tesla. El hombre más rico del planeta, Elon Musk, invertirá en México más de 4.500 millones de dólares en la construcción de una planta capaz de producir hasta un millón de autos eléctricos por año, han confirmado a EL PAÍS fuentes conocedoras del proyecto. La megaplanta a edificarse en territorio mexicano se sumará a los dos centros de producción que la compañía tiene en el extranjero en Shanghái y Berlín, el resto de sus centros de producción se localizan en EE UU. Los detalles del proyecto los dará a conocer Tesla este miércoles en el marco de su Investors Day.

México entrará por la puerta grande en la manufactura de autos eléctricos con el impulso de Tesla. Tras más de un año de negociaciones y competencia entre los Estados por atraer a sus arcas esta importante inversión, finalmente, este martes el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha confirmado que la planta automotriz se instalará en Nuevo León. “Viene la empresa Tesla completa, toda la planta automotriz que va a ser muy grande”, expresó esta mañana el mandatario en Palacio Nacional. El presidente aseguró que, tras un par de videollamadas, se llegó a un acuerdo con Musk que abarca también compromisos sobre el uso del agua en el Estado, uno de los temas que más preocupaban al Ejecutivo.

El terreno elegido por Musk se localiza en Santa Catarina, un municipio con poco más de 310.000 habitantes y a solo 380 kilómetros de Austin, Texas, epicentro de las operaciones del emporio de Tesla. Aunque México tiene ya una experiencia de más de dos décadas en el sector automotriz, principalmente en el Bajío del país en donde jugadores como Audi o BMW ya cuenta con líneas de producción de autos eléctricos, esta será la primera megaplanta especializada en autos eléctricos, unidades que, en línea con la tendencia verde a nivel global, han ido ganando terreno, en detrimento de los carros tradicionales de combustión.

Para expertos y líderes del sector no es una sorpresa que Nuevo León haya ganado la puja por la multimillonaria inversión. La cercanía con Estados Unidos y los precios asequibles tanto de los terrenos como de mano de obra calificada son algunos de los factores que a juzgar por los especialistas jugaron a favor del Gobierno del Estado para quedarse con el proyecto. El experto en temas industriales, Pedro Tello Villagrán, señala que el desembolso de Tesla en México supone una oportunidad para colocar al país en la punta del avance tecnológico automotriz. Una posibilidad, no obstante, que requerirá de la inyección de capital por parte de los gobiernos en materia de infraestructura, educación y seguridad. “Habrá que realizar inversiones adicionales para poder tener la infraestructura tan rápidamente como sea posible y con las garantías de suministro que le permitan a la empresa operar con los niveles de eficiencia”, específica.

Actualmente, Nuevo León solo tiene dos fabricantes de autos en su territorio, Hyundai y Kia Motors, firmas que generan cerca de 3.500 empleos directos. Los especialistas coinciden en que el arribo de una firma como Tesla atraerá más firmas a la entidad. El especialista en el sector automotor apunta como un desafío la formación de más mano de obra calificada. “Una planta de este tamaño deberá tomar, por lo menos, cinco o cuatro años para que empiece a operar, yo creo que le da tiempo al Gobierno del Estado para formar a los mejores técnicos posibles. Pero al mismo tiempo abre una oportunidad para que los mejores profesionistas del resto del país encuentren una oportunidad de desarrollo en una firma como Tesla”, dice.

Fernando Turner, director ejecutivo de Katcon, fabricante de sistemas de escape y convertidores catalíticos en Nuevo León, subraya como una de las ventajas competitivas del Estado el corredor industrial que existe entre la capital del Estado y la ciudad de Saltllo (Coahuila). “Estamos muy bien comunicados y los terrenos no son tan caros”, refiere. Sobre el tema de la disponibilidad de agua,- uno de los puntos más delicados de la negociación debido a la escasez en el Estado- el empresario advirtió que el Gobierno debe invertir para garantizar el suministro si eso supone el desarrollo industrial de una región.

Musk confirmará en las próximas horas los detalles de su inversión en México. Desde el presidente de la República, hasta el presidente municipal de Santa Catarina, Jesús Nava, han echado las campanas al vuelo. Sin embargo, los especialistas coinciden en una advertencia: Tesla puede ser una empresa ancla para detonar el avance tecnológico del país o solo una nueva oportunidad perdida si no se desarrolla un ecosistema de proveedores nacionales y empresas automotrices tecnológicas a su alrededor.