Sonora Presente

Viernes 31 de Marzo.

AIFA mueve lo mismo que el AICM… hace 70 años

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) maneja casi el mismo volumen de gente que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) hace siete décadas, en 1952.

La terminal de Santa Lucía, en el Estado de México, ha movido un millón 130 mil pasajeros desde que se inauguró el pasado 21 de marzo, dio a conocer esta semana el general Isidoro Pastor Román, director del AIFA.

Calificado por el presidente Andrés Manuel López Obrador como “el mejor aeropuerto de América Latina”, el Felipe Ángeles capta el mayor volumen de personas por vuelos nacionales, pues las aerolíneas mexicanas tienen prohibido abrir nuevas rutas y frecuencias a Estados Unidos, el principal mercado extranjero, debido a que el sistema aéreo nacional perdió la categoría 1 en seguridad en mayo de 2021.

La nueva terminal busca ser una solución a la saturación del AICM, el principal aeropuerto del país, aunque se encuentra lejos de la meta tomando en cuenta que las instalaciones del Benito Juárez atendieron a 46 millones de viajeros el año pasado, es decir, unas 40 veces lo transportado en los poco más de 10 meses de operación del AIFA.

Sin embargo, el Felipe Ángeles ha movido casi el mismo volumen de gente que el Benito Juárez hace 70 años, cuando todavía se llamaba Aeropuerto Central de la Ciudad de México.

El 19 de noviembre de 1952, el entonces presidente Miguel Alemán Valdés inauguró el aeropuerto central, al poner en marcha las obras realizadas en el antiguo puerto aéreo y en las que se invirtieron 55 millones de pesos.

Las obras consistieron en la construcción de una pista, dos plataformas, calles de rodaje y un nuevo edificio para pasajeros que hoy es la Terminal 1, detalla la página oficial del AICM.

El entonces secretario de Comunicaciones y Obras Públicas, Agustín García López, dio a conocer que el tráfico comercial llegó a un millón de viajeros en 1952, es decir, casi lo mismo que el AIFA en la actualidad.

Ese mismo año también fue inaugurada la Base Aérea Militar de Santa Lucía, donde se encuentra ahora el Felipe Ángeles.

Desde 1967 veían potencial de Santa Lucia como nuevo aeropuerto para la capital

En 1967, la base mexiquense fue identificada, por primera vez, como una ubicación potencial de un nuevo aeropuerto para la capital, revela el portal AirportHistory.org.

En la década de los 70, el tráfico del Benito Juárez llegó a manejar, por primera vez, más de 10 millones de pasajeros anuales, lo que generó congestión y problemas de seguridad.

En 1974, Santa Lucía fue seleccionada como sitio para el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y se esperaba que el Benito Juárez permaneciera abierto.

La primera fase del proyecto de Zumpango estaba prevista que terminaría a mediados de los 80, pero al parecer el gobierno no logró asegurar el financiamiento necesario del Banco Mundial. En cambio, se llevó a cabo una importante ampliación del Benito Juárez, lo que duplicó el tamaño de la terminal de pasajeros, según AirportHistory.org.

Además de la ampliación, el gobierno decidió construir un nuevo aeropuerto de relevo en Toluca, cuyas puertas abrieron en 1984 con una sola pista y una pequeña terminal.

A lo largo de un siglo, el AICM ha sido el área principal de aterrizaje y despegue de aeronaves para la capital, pues desde tiempos de la Revolución ya se hablaba del Aeródromo de Balbuena.