QuizáTe interese

AMLO ataca y casi despierta al dinosaurio

julio 7, 2022

La adelantada pelea por ese valioso laboratorio electoral llamado Edomex empieza a definir ciertos movimientos que serán importantes en la sucesión presidencial. AMLO ya enseñó que su interés por ese bastión priista supera cualquier acuerdo político con su antecesor y para Enrique Peña Nieto es un recordatorio para echar toda la carne al asador en el juego de vencidas que se viene en forma rápida.

Como buscapiés, AMLO ordenó que su brazo político-financiero, la temible UIF, acalambrara a EPN con una investigación por presuntas irregularidades fiscales. El ex presidente salió al paso del calambre y dijo que el que nada debe nada teme.

Todo esto es muy del estilo AMLO: Alborotar la bitachera para tratar de infundir miedito. Vaya, hasta con el Tío Sam lo hace, hasta el extremo de meterse con la Estatua de la Libertad.

Pero en México sabemos que el buen asesino nunca deja sus huellas. Ridículo pensar que un ex presidente sea tan descuidado para dejar rastros en transferencias bancarias, depósitos o un simple manejo de cuenta bancaria.

No, no, no. Hay que ser demasiado ingenuo para perder de esa forma.

Pero si es un buen tema para explotarlo mediáticamente.

Con el sello de la casa, obviamente.

Ahora que AMLO enseñó su interés por Edomex y que está dispuesto a utilizar todo su poder para ligar otro sexenio, los duros del PRI estarían obligados a enseñar sus cartas y jugar su propia sucesión presidencial, primero con un dirigente nacional de los suyos, un candidato a gobernador del Estado de México fuera de la influencia Del Mazo-EPN y organizar su propio frente en caso de no ir acompañado del PAN. El PRD es un lastre, como Alito Moreno, y el PRI es un bocadillo aún apetitoso que podría revalorarse si juega sus cartas en formas correcta y, sobre todo, con un candidato atractivo para las masas.

Edomex es territorio morenista porque su actual gobernador, el aún priista Alfredo del Mazo, así lo está negociando. Si lo dejan, Edomex podría ser la tumba del PRI. Ni a EPN le conviene la estrategia de avestruz. Por ello, suponemos, no tarda en mandar mensajes de alianzas con otros factores de poder, como Carlos Salinas de Gortari.

El Paisano Manlio Fabio Beltrones es una carta interesante en esa baraja. Podría volver por sus fueros al PRI.

Y si la estrategia es completa, podríamos ver a Felipe Calderón como dirigente nacional panista.

La mancuerna ya funcionó en el pasado, cuando Beltrones fue pieza clave para legitimar a Calderón en la presidencia y convertirse en unza especie de vicepresidente de facto.

Claro, todo depende de si se alinean los astros y en la oposición se convencen de disputar el poder a sangre y fuego.

Eso marcaría el fin de las negociaciones.

Una señal clara en ese sentido sería la filtración de nuevos videos comprometedores para la familia presidencial o miembros prominentes de la 4T.

No falta mucho para ver si el pleito es real o simplemente es una reedición de los fraudes montados por el Chapo Romo como peleas de box.

Falta poquito tiempo…primera llamada.

Redacción:
José Luis Parra

Diseño Web:
Juan Luis Parra

© 2022 SonoraPresente.com

Add New Playlist