Buenas noches, bienvenido a SonoraPresente.

Una extranjera brinda seguridad y justicia en el Sonora profundo

José Luis Parra

La violencia es un potro salvaje que nadie ha podido domar en el México moderno, de los años 70 del siglo pasado a la fecha. Son muchas las razones que pudieran influir en este fenómeno, sobre todo en el actual sexenio en el que los abrazos a delincuentes peligrosos es prioridad de Estado. Empero, en ocasiones hay situaciones incomprensibles en el apartado de seguridad e impartición de justicia, que nos deja boquiabiertos por carecer de toda lógica.

Va un botón de muestra:

Por una de esas casualidades de la vida cotidiana me tocó acompañar a un amigo a la Coordinación Estatal de Servicios Previos al Juicio y Supervisión de Libertad Condicionada. Título rimbombante pero es a donde se acude a firmar por la libertad condicional. Esta persona acude a firmar tres veces por semana. La periodicidad llamó mi atención y no me quedé con la duda. Le pregunté si era normal y me contestó: Yo también pregunté lo mismo y me dijeron no. La media es cada mes y lo que más se le aproxima es cada 15 días.

Ah caray, repliqué, ya con la curiosidad reporteril a flor de piel. Firmar un día sí y otro no llama la atención. Cualquiera pensaría que el firmante es un terrorista internacional o ya de perdida un multihomicida, asesino serial o un peligrosísimo miembro del crimen organizado, de esos que viven esquivando balazos, sin abrazos.

Pero oh decepción, mi amigo enfrenta un juicio por un presunto delito relacionado con la libertad de expresión. Así que no había un tema de telenovela a la Epigmenio Ibarra. Mi amigo no iba por la calle con metralleta en mano, disparando por doquier o imitando a un Unabomber con serie de televisión y toda la parafernalia del caso.

No, para nada. Le clasificaron el terrible y mortal delito de ofender en un medio impreso y digital, en el que ni siquiera le comprobaron su propiedad. Bueno, hasta donde sabemos para la paternidad del medio se guiaron con lógica elemental. Pero eso ya son vericuetos legales.

El punto es que un presunto delito relacionado con la libertad de expresión merece una vigilancia especial, un marcaje personal de tres veces por semana.

¿Continuará la medida en el actual sexenio?

Quién sabe.

Lo que sí supimos es que la titular de la dependencia de rimbombante título es peruana de nacimiento. Se trata de Mariela Yrene Vivas Ponce.

Mariela Yrene Vivas Ponce Con Dolores Del Rio

¿Puede ocupar el puesto?

Suponemos que sí. La ley dice al respecto: Ser ciudadano mexicano en pleno ejercicio de sus derechos o extranjero cuya condición migratoria permita la función a desarrollar.

Obviamente se debieron cumplir con los requisitos. El colmo sería que se violara la ley en una oficina de la Secretaría de Seguridad Pública, encargada de llevar el control de las personas en libertad condicional.

Vivas Ponce cursó su educación primaria, secundaria y media superior en su natal Huancayo, Perú. Y se graduó en la escuela de Leyes de la Universidad de Sonora (1984-1989). Suponemos que es ciudadana mexicana y que arregló su condición migratoria cuando estudiaba su carrera profesional en Hermosillo. Hoy es parte del equipo de Dolores del Río.

El anterior caso es simplemente un hecho curioso. En ningún momento pretendemos caer en la categoría de xenófobo. El racismo no se nos da. Simplemente llamó nuestra atención que una extranjera es parte de la seguridad e impartición de justicia en el Sonora violento que nos tocó vivir.

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist