Buenos días, bienvenido a SonoraPresente.

Chocan México y EU por reforma eléctrica; visos de ruptura

Salvador García Soto

Como ha sucedido históricamente cuando hay reuniones privadas bilaterales entre México y Estados Unidos —pero se agudiza en la 4T— hay dos versiones encontradas de lo ocurrido en la reunión que sostuvieron el presidente López Obrador y el enviado especial de la Casa Blanca, John Kerry,  el jueves en Palacio Nacional. Y en ese choque de versiones, que es también de visiones sobre el tema energético, se advierte ya un rompimiento entre la Casa Blanca y Palacio Nacional por el tema energético, ante la negativa mexicana a modificar la reforma constitucional que se discute en el Congreso.

Del lado mexicano, el mandatario afirma que en ese encuentro no se acordó crear un “grupo revisor” de su Reforma Eléctrica y energética; que sí lo propuso Kerry, pero que él se quedó callado y no lo aceptó, y que sólo México prometió evitar el uso de combustóleo y carbón en su generación eléctrica, además de renovar permisos a las petroleras estadounidenses que ya operan en el país; mientras que del lado norteamericano, Kerry y el embajador Ken Salazar, sostienen que sí habló del “grupo revisor”, que el mandatario lo aceptó y que los representantes de Washington dejaron claro que la reforma lopezobradorista, tal como está, es vista con preocupación por su país por la posible violación del T-MEC, al poner en riesgo inversiones millonarias, y por el aumento de gases de invernadero que provocarían los cambios a la política energética de México.

El choque del jueves, en la que fue la segunda visita de Kerry para hablar del tema energético en el último mes, empieza a dejar claro que Estados Unidos y el gobierno de Joe Biden ya agotaron su paciencia en torno a la Reforma Eléctrica de López Obrador y que el mandatario mexicano no está dispuesto a ceder a las presiones de Washington ni a cambiar su iniciativa. En ese tema en particular ya hay una ruptura que parece irreconciliable, y que puede terminar, si AMLO y Morena no modifican su iniciativa constitucional, en una ola de demandas de inversionistas estadounidenses apoyados por la Casa Blanca, que al mismo tiempo acusaría a México de no respetar los acuerdos suscritos entre los dos gobiernos para “acelerar la transición de los dos países hacia un futuro de energía limpia”.

Ayer mismo, un día después de la reunión en la que acompañaron al presidente mexicano y al enviado de la Casa Blanca para el Cambio Climático una veintena de empresarios estadounidenses del sector energético y el embajador Ken Salazar, por la parte visitante, además de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el director de América del Norte de la Cancillería, Roberto Velasco, volvieron a aflorar las diferencias en el tema eléctrico y energético, que cada vez se ven más irreconciliables ante las posiciones opuestas de los dos gobiernos sobre el futuro energético.

Por la mañana el presidente López Obrador desmintió los titulares de periódicos mexicanos que dieron por hecho la versión de Jonh Kerry y acusó al enviado de Biden de haberse “adelantado” a informar de un supuesto acuerdo para formar un “grupo revisor” de su Reforma Eléctrica, sin que él haya aceptado eso en ningún momento. “Eso, como es lógico, nosotros no podríamos aceptarlo, ni de Estados Unidos, ni de Canadá, ni de China ni de Rusia. Y sí hubo un planteamiento, de que se mantuviese la comunicación sobre el tema y que participara un grupo, pero ellos (Estados Unidos) plantearon eso; yo me quedé callado, no se aceptó, a lo mejor ellos pensaban de que eso iba a ser aceptado y alguien se adelantó a decir que nosotros íbamos a aceptar que un grupo casi vigilara nuestra actuación”, dijo ayer el mandatario mexicano, exhibiendo la actuación de Kerry, un experimentado político demócrata.

Y es que fue el propio Kerry, quien el jueves por la tarde, al salir de Palacio Nacional, aseguró: “El presidente López Obrador estuvo de acuerdo en que debemos trabajar en esto. El asunto de la Reforma Eléctrica está sobre la mesa aquí en México. Nosotros propusimos con nuestro embajador el senador Salazar, ideas sobre como esa reforma puede reflejar de la mejor manera las posibilidades de avanzar efectivamente, Acordamos tener un equipo liderado por el senador Salazar, aquí en México, que trabajara con la Casa Blanca y con nuestra oficina, con el objetivo de asegurarnos que el esfuerzo de la reforma sea lo más apto para avanzar”, dijo el enviado de la administración Biden a México.

La descalificación pública que López Obrador hizo de las afirmaciones de Kerry tuvo respuesta ayer mismo desde Washington y la embajada de Estados Unidos. En tono ya de ruptura, la representante Comercial del gobierno de Biden, Katherine Tai, acusó al gobierno mexicano de incumplir sus promesas que hizo a la Embajada estadounidense en materia energética y acusó que, con la Reforma Eléctrica de López Obrador, México “está en retirada” en su política de impulsar energías limpias y apoyar las inversiones estadounidenses en esa materia, a las que se les abrieron las puertas en el pasado reciente.

En su comparecencia ante el Comité de Finanzas del Senado de su país, Tai reiteró sus críticas a la iniciativa lopezobradorista que “concentra el mercado del poder en la empresa eléctrica estatal” porque eso llevará al uso de combustibles fósiles, y reiteró su amenaza de que Estados Unidos ya prepara todo su equipo legal para denunciar a México por incumplimientos en el T-MEC y daños a las inversiones estadounidenses.

Por la noche de ayer, para que no quedaran dudas de que ya hay un rompimiento en el diálogo energético, John Kerry y el embajador Ken Salazar reiteraron, en un comunicado oficial, que Estados Unidos está “preocupado por los cambios en la política energética de México que contempla la reforma energética” y eso incluye, dijeron, la posible violación del T-MEC, pone en riesgo “inversiones millonarias” y aumenta las emisiones de gases de efecto invernadero. La visita de Kerry fue para “acelerar nuestra transición hacia un futuro de energía limpia”.

A partir de este punto de ruptura, en el tema eléctrico y energético, habrá que ver cuáles son las consecuencias. López Obrador tiene toda la razón cuando dice y repite, en su retórica nacionalista, que “México no es colonia de Estados Unidos ni de nadie”, y a partir de eso revindica el derecho soberano de nuestro país a decidir sus propias leyes y a proteger el mercado energético con un control estatal. Pero lo que se le olvida al presidente mexicano es que México sí es socio comercial de Estados Unidos y que suscribió y aceptó —él mismo con sus negociadores que cedieron en todo como el controvertido Jesús Seade— firmar un Tratado Comercial que tiene reglas específicas y que contempla sanciones y penalizaciones para los países y gobiernos que incumplan ese acuerdo. Y ahí sí, cuando vengan las demandas y los castigos desde el T-MEC no habrá soberanía ni nacionalismo que nos salve.

NOTAS INDISCRETAS…

Fuentes muy bien informadas nos aseguran que el fiscal Alejandro Gertz Manero, que quedó de capa caída tras el fallo condenatorio de la Corte que liberó a su familia política, ya prepara un contraataque con el que buscará demostrar que el fiscal sigue firme. Se trata del espionaje político que sufrió Gertz Manero y que hace unos días les dijo a los senadores que iba a llegar “hasta el fondo del asunto” y a “meter a la cárcel a los responsables” de haber intervenido y filtrado sus comunicaciones. Pues la investigación de la FGR está avanzando y nos dicen ya hay 5 personas detenidas que participaron en el espionaje; se trata de 5 técnicos de Telmex que habrían ayudado a ejecutar el espionaje en contra del fiscal. Esos serían parte de los autores materiales, pero por ahí, dicen en la Fiscalía, el cable llevaría a descubrir quiénes dieron la orden de espiar al fiscal general de la República y con qué objetivo. ¿Será que pronto Gertz da un golpe de efecto y desenmascara y acusa a sus espías?… En el Ople del INE en Hidalgo, el partido Nueva Alianza presentó esta semana un recurso de impugnación a la decisión del Consejo General del INE de sólo sancionar con una multa los actos anticipados de campaña y los gastos económicos en los que incurrió la candidata de la alianza PRI-PAN-PRD al gobierno de Hidalgo, Carolina Viggiano. En su recurso, que tendrá que resolver pronto el organismo electoral hidalguense, Nueva Alianza se queja de que los consejeros del INE en su acuerdo INE/CG 162/2022 no utilizó el mismo criterio que aplicó a los morenistas Félix Salgado y Raúl Morón, a quienes sancionaron por los mismos gastos anticipados de campaña y por no haberlos reportado al instituto, pero mientras a los candidatos de Morena les impusieron una multa económica a su partido y a ellos les cancelaron el registro como candidatos, en el caso de Carolina Viggiano el INE solo impuso una multa económica a los partidos de la Alianza Va Por México, pero no aplicó el mismo criterio de cancelar la candidatura de Viggiano al gobierno de Hidalgo. Por eso, el partido pide que el Ople revise el fallo del Consejo General y le aplique a Carolina Viggiano la misma medida y criterio que a Morón y Salgado y se le cancele su candidatura. Veremos qué deciden los consejeros locales del INE en Hidalgo… Al presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Reyes Rodríguez Mondragón, lo pueden acusar de muchas cosas, menos de no ayudar a su gente. Y es que desde que asumió la presidencia del Tribunal, el magistrado ascendió a todos sus asesores, a los que les dio puestos de primer nivel. Es el caso de Ana Cecilia López Dávila, quien pasó de ser asesora de su ponencia a ser nombrada Subsecretaria General de Acuerdos del Tribunal; Leopoldo Gama Leyva subió a asesor en la Coordinación General de Asesores de la Presidencia; mientras que Gabriela Dávila Gámez se convirtió en secretaria de la ponencia de Reyes Rodríguez. Lo curioso, más allá de que el magistrado presidente apoye a sus colaboradores, es que en el caso de Ana Cecilia y Leopoldo Gama, son esposos, y aunque no dependen uno del otro, en los pasillos del Tribunal no deja de llamar la atención que un matrimonio trabaje en dos cargos importantes de la Presidencia con la autorización del titular de ese órgano jurisdiccional. Tal vez por eso, para evitar que se hable de nepotismo, una de las prácticas que el presidente de la Corte, Arturo Zaldivar, se ha propuesto erradicar en su cruzada para limpiar al Poder Judicial, el magistrado Reyes ahora metió a las listas de candidatos a magistrados y magistradas de Sala Regional a Ana Cecilia, para que se vaya como magistrada a la Sala del TEPJF en Monterrey. Tener un jefe así o ser un jefe así, no tiene precio…  Los dados cierran con Escalera Doble. La semana fue redonda.

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist