La estrategia de Manlio sería imitada por Durazo

José Luis Parra

En política no hay casualidades, reza el viejo refrán utilizado por hombres y mujeres del poder. Y es que llamó la atención que el anuncio de los nuevos nombramientos de cargos diplomáticos se dio en forma paralela al inicio del debate de la reforma eléctrica. Obviamente la 4T va por todos los votos que pueda conseguir en San Lázaro, los poquitos que puedan aportar personajes priistas, como la sonorense Claudia Pavlovich, sinaloenses, campechanos, hidalguenses, oaxaqueños…

Todo cuenta en la preparación del campo de batalla.

Lo principal, dividir al enemigo y mostrar una mayor fuerza de la que realmente se tiene.

Claro, el tiempo es un factor con el que lucha AMLO.

A mayor tiempo, más posibilidades de perder fuerza y popularidad, un factor primordial en la estrategia reformista para la gran batalla, la reforma política-electoral, que contempla la aniquilación del INE.

Todo está entrelazado. Y si no, vea usted, caro lector. Junto con Claudia Pavlovich apareció el nombre de Carlos Miguel Aysa (nominado como embajador en República Dominicana), ex gobernador campechano que sustituyó a Alito Moreno, actual dirigente nacional del PRI, también conocido con el remoquete de AMLITO.

Alito ya no es el único interlocutor con el PRI.

Esto ya no es seducción. Es plan para meterse en la cama y ordenar en la casa tricolor. Lo primero, claro, son los pleitos conyugales, los celos y pleitos.

A río revuelto, ganancia cuatrote.

Por allá en el debate de la pomposamente llamada Parlamento Abierto para discutir la Reforma Eléctrica propuesta por el Ejecutivo, haciendo su tarea el gobernador sonorense Alfonso Durazo, junto con otros colegas de la causa presidencial.

Durazo es meticuloso, sobrio, frío, calculador. Aquí en Sonora tiene todo bajo control. La poquita oposición que hay, está domesticada. Y los belicosos, poquitos y confundidos.

Claudia ya es cuatrote.

Y, se supone, sus seguidores y partidarios. Al menos se mantendrán al margen de cualquier discusión o intento de levantamiento.

¿También lo será Manlio?

Quién sabe.

Por lo pronto Durazo hace su chamba, esperando que los de arriba se hagan pedazos por las ambiciones futuristas, para que suban los que vienen remando atrasito.

Primero lo hizo Manlio: Con un gobierno huracanado en sus dos primeros años, buscaba espacios nacionales.

Hoy toca el turno a Durazo.

Quizá repita la fórmula.

Igual y no.

Pero debemos recordar que el Gobierno de Sonora no es socialista.

Esto lo escribimos en julio 29 del año pasado:

Alfonso Durazo gobernará con la bandera del colosismo, no con la del obradorismo, comentamos cuando Sonora eligió al ex secretario particular de Luis Donaldo Colosio. El tiempo me concedió la razón. Hoy el gobernador electo se muestra como un político abierto a las inversiones y energías limpias, lo cual es criticado por simpatizantes enamorados de la línea socialista de la cuarta transformación.

A nadie engañó Durazo.

En su tiempo lo dijo abiertamente. Incluso lo escribió en un libro llamado Sonora, Raíces y Transformación.

Allí, en ese libro de su autoría, claramente plasma en el capítulo sobre sus prioridades de gobierno: El arte de gobernar obedeciendo al pueblo: Gobernaremos para todos, pobres y ricos, teniendo siempre en mente que la prioridad es y serán, invariablemente, los más necesitados, los más vulnerables y rezagados. Por un Sonora para todas y todos, no de unos cuantos.

De igual forma, destaca el plan Puerta Noroeste: Lanzaremos el plan integral más ambicioso de la frontera norte del país, Puerta Noroeste, que modernizará el puerto de Guaymas, las vías hacia Nogales y San Luis Río Colorado, creando un corredor fiscal e industrial que dinamice la reactivación económica de Sonora y el Noroeste de México.

Este punto, lo decimos en forma personal, se traduce en un viejo sueño sonorense: Convertir a Guaymas en el puerto de Arizona.

Otro punto que podría ser polémico para algunas mentes progresistas sería la de crear el Banco Estatal de Bienestar y Desarrollo.

Claro, un banco podría considerarse como fiel reflejo del capitalismo o neoliberalismo.

Pero Durazo lo proyecta como un instrumento del desarrollo. Al respecto, escribe: Durante el sexenio pasado, cayó un 61 % la inversión extranjera directa, en este gobierno vamos a hacer de Sonora el lugar para invertir. Crearemos el Banco Estatal de Bienestar y Desarrollo, para captar inversión que tenga como principal objetivo crear más y mejores empleos para las y los sonorenses, será el vehículo por el cual financiaremos los proyectos productivos y de infraestructura estratégicos para erradicar toda pobreza de Sonora.

© 2022  SonoraPresente.com – Informando desde Hermosillo, Sonora, México.

Queremos que este espacio ofrezca contexto, que permita entender el acontecer local y nacional, y que use la memoria digital para no olvidar hechos informativos que se quedan sin explicación ni investigación.

Add New Playlist