Gerardo Ortiz es uno de los cantautores más famosos de los últimos tiempos, pues dentro de sus discos se pueden encontrar varias de las letras más creativas e incluso polémicas, al grado de ser vetado en Jalisco y arrestado por apología de la violencia y el feminicidio.

Sin embargo, uno de sus sellos más característicos, es la narración de la vida de los narcotraficantes más famosos del crimen organizado, incluido varios de los más buscados en el mundo, y otros ya arrestados por las autoridades.

Tal es el caso de Dámaso, un popular narcocorrido en la industria del regional mexicano, mismo que desde marzo de 2013 ha acumulado más de 314 millones de visualizaciones en YouTube.

Gerardo Ortiz ha dedicado varios corridos a diferentes capos de México, pero Dámaso es su más famosa canción (Foto: Instagram/ gerardoortizoficial)

Gerardo Ortiz ha dedicado varios corridos a diferentes capos de México, pero Dámaso es su más famosa canción

La carrera de Gerardo Ortiz tiene unos inicios bastante curiosos. Sus sueños de música iniciaron en la infancia, cuando participó en un reality show conocido como Código Fama, pero su vida siguió otros caminos.

Aproximadamente 10 años después de aquel suceso, grabó y estrenó su primer disco como solista en el género del norteño-banda, especialmente interesado por la composición de narcocorridos.

Los Duros de Colombia, La Ley del MP, 100 Vidas Ántrax, Manuel Ponce, Empleado de la Mafia, entre otras, fueron las primeras canciones del mexicano. Desde entonces, fue producido por Ángel del Villar en DEL Records.

Dámaso apareció en el tercer disco de Gerardo Ortiz, titulado El primer ministro, y fue el segundo sencillo de la producción. El corrido ganó tal popularidad que incluso fue nominado en la categoría de Canción regional mexicano del año por los Billboard Latin Music Awards.

Desde la canción que le da el nombre al disco, se puede advertir que eligió a los más grandes capos del crimen organizado para cantar sus historias, tal es el caso de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo.

Una canción de Ortiz lo metió en problemas con la justicia de México (Instagram: gerardoortizoficial)

Una canción de Ortiz lo metió en problemas con la justicia de México

Dámaso López Serrano, apodado el Mini Lic, es el hijo de Dámaso López Núñez, conocido como El Licenciado, operador financiero del Cártel de Sinaloa, y por muchos años, uno de los hombres de confianza del Chapo Guzmán.

Luego de la extradición del mencionado capo, uno de los más buscados en el mundo, una de las apuestas fueres para quedarse con el mando del Cártel, eran precisamente Dámaso y su hijo, a quien heredo el apodo de Mini Lic.

La canción de Gerardo Ortiz se trata de un hombre oriundo de Culiacán, que irónicamente respeta la jerarquía y a “su padrino”, a quien después delató. Además, sería un hombre de amigos, lealtades, con especial gusto por la fiesta, las mujeres y los lujos.

A pa’, señor licenciado, mi fiel amigo adorado, le estoy muy agradecido porque me ha echado la mano; a usted y a toda su gente aquí los tengo presentes, lo mismo con Culiacán, donde se sabe tratar…

De acuerdo con su comparecencia ante una corte de California, López Serrano era el encargado de organizar el transporte de miles de kilogramos de heroína, metanfetaminas y cocaína de México a los Estados Unidos de Norteamérica.

Ambos personajes entraron en un conflicto directo con Jesús Alfredo e Iván Archivaldo, hijos del Chapo, y quienes finalmente se hicieron con el control total del Cártel cuando “El Licenciado” fue detenido y Dámado López Serranos se entregó a la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) en 2017.

(Foto: Infobae México/Jovani Silva)

Pero ahí no termina su historia. En el año 2019, Dámaso López Núñez fue identificado como colaborador de las autoridades norteamericanas, pues testificó en contra de El Chapo Guzmán en una corte de Brooklyn.

Además, fue una pieza clave en el juicio de Emma Coronel Aispuro, quien fue sentenciada a 36 meses aislada en una prisión de Estados Unidos por su participación en el tráfico de droga y lavado de dinero.

Al igual que El Licenciado, su padre, El Mini Lic narró ante un juez las actividades delictivas del Cártel de Sinaloa. Además, confesó ser el autor intelectual de 15 asesinatos y más de 20 secuestros de enemigos del Cártel de Sinaloa.

López Serrano, de 29 años, firmó su declaración de culpabilidad en la corte del distrito sur de California, con sede en San Diego, mismo estado donde actualmente continúa encerrado.