Pasada las 13:00 horas, rodeados por un clima ventoso y terroso, comenzó el juicio de secretario de Huirivis, Juan Pedro Maldonado Martínez, ante miembros de la iglesia yaqui y en presencia de los gobernadores de los ocho pueblos yaquis, en la Guardia Tradicional de Pótam.

Lo anterior, debido a que se les acusa de haber participado en la firma de un amparo jurídico en contra de la creación del Distrito 018, proyecto federal que forma parte del Plan de Justicia Yaqui; además, la autoridad de Pótam argumenta que la iglesia no debe participar en decisiones civiles.

imagen-cuerpo

Primero, Maldonado Martínez fue escoltado hasta el recinto sagrado, y ahí las autoridades tradicionales emitieron un juicio: la respuesta del detenido fue admitir que no fue agredido físicamente, a diferencia de lo que se difundió en días anteriores, donde se dijo que fue violentado por grupos armados de la etnia.

“La red social menciona que fui golpeado, que fui golpeado, que fui maltratado, que fui desaparecido, así lo menciona, pero yo digo que no es verdad, no es cierto lo que dicen las redes sociales”, aclaró.

Mientras se emitía el juicio del funcionario tradicional, se encontraban detenidos el capitán de chapayecas, Jesús Molina Castillo, y el monaja mayor (jefe de los matachines), Anselmo Álvarez Martínez, ambos originarios de Pótam, miembros eclesiásticos que también serán llamados y expuestos ante la Guardia Tradicional.

imagen-cuerpo

En el lugar estaban presentes los ocho gobernadores yaquis, miembros de la iglesia (cantoras, maestros de ceremonia, matachines y chapayecas), así como la tropa yoemia.

En el juicio también hizo acto de presencia la Comisión de los Derechos Humanos (CNDH).