Ineptitud pandémica

José Luis Parra

En el viejo sistema político mexicano, que hoy se evoca con nostalgia, el presidente en turno tenía prohibido enfermarse. Y si resultaba con una lesión o enfermedad, simplemente se negaba o minimizaba. Ahora las cosas cambiaron: El presidente ha sido infectado dos veces por covid y se aceptó públicamente.

¿Esto es bueno o malo?

Como siempre, todo depende del cristal con que se mire.

Por un lado es bueno porque el presidente no es un dios inmune a toda enfermedad.

Pero por otra parte es malo porque muestra la ineptitud, ineficacia e ineficiencia de los responsables de cuidar la salud de los mexicanos, empezando por la del propio mandatario.

Alguien debió haber recordado a López Gatell y el secretario de salud en las sombras que con la salud no se juega. Menos con la del presidente.

Y sin embargo ahí están, con sus mentiras o medias verdades a diario.

Dicen y repiten hasta la saciedad que la variante ómicron no es letal y que por lo tanto hay que minimizarla, incluyendo las pruebas que muestran si hay infección. Si tienes gripa no vayas a realizarte la prueba, recomiendan.

Lo bueno es que el presidente no les hizo caso y se hizo la prueba. Resultó con el virus por segunda vez en esta pandemia. Y, claro, es atendido por médicos expertos, que no creo presten sus servicios en el IMSS o ISSSTE.

Los expertos hacen cálculos, estimaciones de comportamiento de esta variante covid. Pero nadie conoce sus alcances.

También se cuenta la media verdad de que esta variante no remite a sus infectados a una cama de hospital. No aclaran que esto es para los vacunados con esquema completo, que se supone es de entre un 50 y 60 por ciento de los mexicanos.

¿Y el resto?

A batallar con el contagioso virus.

La mayoría de la población joven está sin vacunar. Y es una gran mayoría, millones de adolescentes y menores.

Lo más reciente de esta historia es que la mitad de la población de México se infectará de la variante ómicron en las próximas semanas.

Obviamente la noticia no fue difundida por López Gatell, sino por Alejandro Macías, infectólogo y excomisionado contra la influenza en el país. Este experto aseguró que “nunca una enfermedad infecciosa se había transmitido con la velocidad que lo hace la variante Ómicron. A este paso en México, la mitad de la población se infectará en las siguientes semanas”.

Macías agregó que “hasta donde sabemos, ningún virus se ha transmitido globalmente en la historia del mundo con la velocidad que lo está haciendo la variante ómicron”.

Este aviso de un experto en la materia no debe minimizarse.

Hay que ponerle atención.

Pero sobre todo que las autoridades sanitarias tomen las providencias del caso.

Ya no más improvisación.

En todo se improvisa cuando el agua llega al cuello.

Hasta en la aviación comercial, con su cancelación de cientos de vuelos.

Ojalá que el doctor Alomía, colega y ex compañero de López Gatell, se olvide de las improvisaciones para combatir al ómicron en Sonora.

© 2022  SonoraPresente.com – Informando desde Hermosillo, Sonora, México.

Queremos que este espacio ofrezca contexto, que permita entender el acontecer local y nacional, y que use la memoria digital para no olvidar hechos informativos que se quedan sin explicación ni investigación.

Add New Playlist