La violencia es un potro salvaje que nadie ha domado. Y a como vamos nadie lo domará, porque prevalecen los intereses. Gobiernos van y vienen y el problema sigue latente. El de atrás arrea, parece ser la consigna. Total que violencia es sinónimo de política. Son entes que conviven, que se necesitan.

Por eso difícilmente veremos una disminución de las acciones violentas.

Si un político lo promete, en el futuro cercano, será un acto más de demagogia.

Pero a veces el escenario en la materia es divertido.

Juzgue usted:

Ya nos acostumbramos a ver al presidente López Obrador remando a contracorriente, llevando la contraria y, sobre todo, dividiendo al país. La reciente declaración presidencial debería preocupar a todos. AMLO declaró que en “buena lid” se desarrolla la lucha contra el crimen organizado. Se refirió concretamente a que la sana competencia es por captar a los jóvenes, a los que el crimen ya no puede reclutar.

Vaya, vaya, vaya. ¿Qué dirán en Guaymas, Cajeme y Sonora en general, a esta lucha “en buena lid”?

Los jóvenes son reserva del crimen organizado porque el Estado no les brinda oportunidades de una vida mejor. Y pareciera broma, pero no lo es. AMLO dijo: Las fuerzas armadas y el gobierno tienen “las de ganar” con esa estrategia de “combatir al crimen organizado”.

Caray, una nueva variante, tipo ómicron, de la célebre frase “abrazos, no balazos”. Por eso estamos sumidos en la violencia.

Quizá el veterano político Porfirio Muñoz Ledo sabe algo que nosotros ignoramos.

Advirtió que pese a la popularidad y el poder de convocatoria del presidente Andrés Manuel López Obrador, “este régimen tenderá a desgajarse en los próximos dos años”.

El augurio lapidario ¿será porque las huestes de Morena lo han minimizado?

La declaración parece tener un toque de revanchismo. Ilustró: El acto masivo al que convocó AMLO en el Zócalo es una muestra de temor al vacío de poder que comienza a sentirse.
“Algo teme, y lo lamento, yo creo que está sintiendo el vacío del abandono del poder, sabiendo además que el nivel de concentración de poder que existe en México no es eterno, que, por fuerza de la política de la economía, de la sociedad, y de las ambiciones, este régimen tenderá a desgajarse en los próximos años”.

Entonces, pronosticó el expresidente de la Cámara de Diputados, México vivirá una oportunidad de cambio verdadero.

Al respecto, desmenuzó: “Viviremos entonces una gran oportunidad que necesitamos todos reflexionar, se acaba un periodo de concentración de poderes, ¿cuál será la función del Estado en un mundo globalizado y neoliberal?, esa es la respuesta que debemos encontrar, el México que viene en un mundo globalizado, y esa es tarea de todos y para todos”.

En qué tipo de acto Muñoz Ledo dijo estas palabras. Al recibir la medalla al mérito ciudadano Benito Juárez, que le otorgó la dirigencia nacional de Movimiento Ciudadano.

¿Será profeta en su movimiento de la 4T?