El atentado contra el Comisario de la Policía Municipal de Guaymas, Andrés Humberto Cano Ahuir, no fue registrado por las dos cámaras de seguridad de del C-5 y Palacio municipal.

De acuerdo con elementos de tránsito del ayuntamiento que pidieron omitir su nombre, la única cámara que se ubica en la parte superior derecha (estando frente al palacio municipal), no sirve.

“Llevó más de 15 años de. servicio en tránsito, aquí frente al palacio, y esa camarita casi es nueva, pero no sirve, ya se ha reportado, únicamente apunta a la entrada, cuando servía, ayer no grabó nada, no sirve”, expresó.

A cien metros, se ubica otra cámara, es parte del sistema del C-5 de la Secretaría de Seguridad Pública de Sonora, únicamente se enfoca en la avenida Carmen Serdán, la cual desemboca en su flujo vehicular al malecón.

De esto se percataron dos elementos de la Policía Federal Ministerial de la Fiscalía General de la República (FGR) que apoyan en las indagatorias para dar con los sicarios de la organización criminal “La Plaza”.

Las indagatorias se han trasladado a las redes sociales, para captar los videos de los usuarios que puedan dar luz para ubicar quienes fueron los perpetradores.

Ya pasó el código rojo en Guaymas, aun así, sigue el cerco en la escena del crimen con las divisiones de plástico con letras negras de precaución que es resguardada por dos elementos de la policía municipal.

Las investigaciones continúan, solo se tiene un cuerpo de un sicario de “La Plaza”, sin identificar y quien se le encontró un arma de fuego calibre 9 milímetros, 24 cartuchos útiles en la bolsa del pantalón y una bolsa conteniendo marihuana.