Mi cuenta

Una cuenta, múltiples ventajas

Entérate de todo lo que sucede en el estado de Sonora. Comparte y conecta con todos.

Iniciar sesión Regístrate con Al registrarte, aceptas los Términos de servicio y la Política de privacidad, incluida la política de Uso de Cookies.
Leyendo Noticia

La Justicia Electoral devolverá el registro a Fuerza por México

El fallo favorecerá también a RSP, de Elba Esther Gordillo y al PES. Ninguno había sostenido su registro en las elecciones.

    Compartir:

El Tribunal Electoral de la Federación se encamina a devolverle el registro al partido Fuerza por México. Será en los primros días de diciembre. El instituto no alcanzó el mínimo necesario en las pasadas elecciones pero alegó que fue perjudicado por la pandemia y la violencia en diversos estados.

Fuerza por México es controlado por Pedro Haces, figura del sindicalismo y cercano al jefe de la Jucopo del Senado, Ricardo Monreal. La reaparición del partido abre el panorama para Monreal que aspira a contender por la presidencia.

El fallo del Tribunal pudiera favorecer también a Redes Sociales Progresistas, espacio animado por Elba Esther Gordillo y al Partido Encuentro Solidario, cuya candidatura presidencial está en la mira del gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco.

Los tres partidos impugnaron ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la determinación del INE de retirarles el registro como partidos políticos nacionales tras resolver todos los juicios de la elección federal, sin que se registrara algún ajuste en los números finales que determinaron que ninguno logró el tres por ciento de la votación para poder seguir en el sistema político nacional.

Los tres presentaron prácticamente los mismos argumentos: la pandemia los afectó, el INE retrasó la entrega de registros en junio como marcaba la ley, cuando el Consejo General sesionó en septiembre se los negaron y tuvieron que acudir al TEPJF para impugnar, recibieron prerrogativas hasta finales de año, hasta el primer bimestre del año aprobaron sus siglas y documentos internos, tuvieron que nombrar directamente a candidatos sin proceso interno y llegaron a la campaña con una gran desventaja en comparación con los otros siete partidos.