Mi cuenta

Una cuenta, múltiples ventajas

Entérate de todo lo que sucede en el estado de Sonora. Comparte y conecta con todos.

Iniciar sesión Regístrate con Al registrarte, aceptas los Términos de servicio y la Política de privacidad, incluida la política de Uso de Cookies.
Leyendo Noticia

La NASA y SpaceX lanzan la nave DART para que se estampe contra un asteroide

La primera misión de defensa planetaria de la NASA despegó la noche de este martes desde California con la tarea de desviar la trayectoria de un asteroide.

    Compartir:

La prueba de redirección de doble asteroide (DART) de la NASA se lanzó finalmente este miércoles 24 de noviembre a las 12:21 am hora del centro de México sobre un cohete Falcon 9 de SpaceX, desde el complejo de Lanzamiento Espacial en la base de la Fuerza Espacial Vanderberg en California.

Ahora la primera misión a gran escala para probar tecnología sobre cómo defender la Tierra contra posibles peligros de asteroides o cometas, se prepara para en los siguientes meses impactar contra un asteroide conocido que no es una amenaza directa para el planeta.

Un viaje de 10 meses y 11 millones de kilómetros

La misión DART, mostrará que una nave espacial puede navegar de forma autónoma hacia un asteroide objetivo y colisionar intencionalmente, en lo que se llama impacto cinético. Esto proporcionará datos para ayudar a prepararse contra un asteroide que podría representar un peligro de impacto con la Tierra, en caso de que alguna vez se descubriese uno.

Sin embargo antes de recopilar información al respecto, la nave debe llegar a su destino en el sistema de asteroides Didymos, que se tiene calculado sucederá entre el 26 de septiembre y el 1 de octubre de 2022, después de viajar más de 11 millones de kilómetros de la Tierra. Tras su llegada, chocará de forma intencional contra el más pequeño de los dos cuerpos, Dimorphos, a unos 6 kilómetros por segundo, lo que acortará su órbita en varios minutos.

Después del evento se recuperarán las imágenes del impacto proporcionadas por el LICIACube, un pequeño satélite que viaja con DART y que capturará el choque, así como el resultado de la nube de materia expulsada. Aproximadamente cuatro años después, el proyecto Hera de la Agencia Espacial Europea, llevará nuevos estudios detallados en ambos asteroides, enfocándose especialmente en el cráter dejado por la colisión de DART.

Un choque para aprender y probar

Tras el impacto, los investigadores medirán con precisión el cambio en la órbita, utilizando telescopios en Tierra, y luego utilizarán estos resultados para mejorar los modelos informáticos para predecir la efectividad del impacto cinético como un método confiable para la deflexión de los asteroides.

Además de ser una misión pionera en probar un nuevo método para controlar la trayectoria de los cuerpos en el espacio, en DART también se están realizando varios test sobre nuevas tecnologías para aplicarlas en el futuro de las misiones comerciales, como lo es su motor NEXT-C que utiliza xenón para su propulsión, su cámara de reconocimiento para navegación DRACO, su serie de matrices solares (ROSA) o su sistema de guía, navegación y control para maniobrar en tiempo real de forma autónoma, SMART Nav, que permitirá a la nave identificar y distinguir entre los dos asteroides.

Xataka México