México.- La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) desmintió que Mario Aburto Martínez haya sido trasladado a un hospital privado el día de ayer, y aseguró que se trató de otro reo del cual no se puede proporcionar la identidad.

La CNS aseguró que las fotografías que circularon en distinto medios, sobre el trasladado de un recluso en medio de un fuerte operativo de seguridad, no corresponden a Aburto, condenado por ser el asesino material del candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio Murrieta, en 1994, y trasladado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 6 de Villahermosa el 6 de julio de 2012. Anteriormente estuvo recluido 18 años en el penal de máxima seguridad de El Altiplano, en el Estado de México.

La comisión agregó que Mario Aburto se encuentra en las mismas condiciones de reclusión en las que ha permanecido los últimos tres años y ocho meses.

El día de ayer distintas versiones informaron sobre un operativo de seguridad, encabezado por fuerzas federales, en el que presuntamente Mario Aburto Martínez había sido trasladado para recibir atención médica.

En la fotografía que circuló en medios se observa a un recluso con uniforme gris, esposado y el rostro cubierto con una capucha.

Fuentes de seguridad estatal habían confirmado la mañana del jueves que Aburto Martínez fue sacado del penal de mediana seguridad, ubicado en la ranchería Chicoacán, del municipio de Huimanguillo, y llevado a la clínica Ceracom, unidad médica privada en la capital del estado.

En las imágenes se puede observar a un preso con uniforme gris, esposado, con sandalias en color café y el rostro cubierto con una capucha; caminaba escoltado por cuatro elementos de la Policía Federal que portan armas de grueso calibre.

En el operativo de traslado participó un convoy de cuatro camionetas de la Policía Federal, una de ellas conocida como rinoceronte, que es totalmente blindada.

Por la noche de este jueves, el fiscal del estado indicó a una televisora local que Aburto salió penal y fue ingresado a un hospital privado para realizarle unos análisis sanguíneos y de orina.

La versión de traslado médico de Aburto cobró fuerza pues no es la primera vez que éste habría ingresado a un hospital, pues de acuerdo con información de fuentes consultadas, en los primeros días enero pasado fue trasladado desde el penal federal a una clínica odontológica en la colonia Atasta de Villahermosa, donde se le realizó una endodoncia y también fue escoltado con extrema seguridad.

 En una segunda ocasión, se reportó que el pasado 13 de marzo fuerzas policíacas montaron un operativo de seguridad alrededor del Hospital Dr. Gustavo A. Rovirosa, de la colonia El Recreo, donde ingresó Aburto para que la realización estudios médicos.

Recientemente un medio local dio a conocer que el asesino de Colosio porta el número 718 en su uniforme color caqui. Habita la estancia 1, del piso 1, en el módulo C. No comparte celda con otro recluso y lleva una dieta especial para subir de peso.

Aburto fue detenido el 23 de marzo de 1994 en Lomas Taurinas, Tijuana, concluyó el año pasado la preparatoria y recibió su certificado de nivel medio superior por parte del Instituto Nacional de la Educación para los Adultos (INEA).

FuenteEl Debate
Compartir

Publicar un nuevo comentario

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre