Kassandra está libre, tras 20 días en prisión

22
Kassandra Gil a su salida de prisión

Kassandra Gil Urías salió este miércoles del Cereso de Hermosillo en donde se encontraba recluida desde el 21 de septiembre cuando fue detenida en la casa de empeño First Cash donde trabajaba, por el delito de robo equiparado.

La joven de 22 años por desconocimiento puntual de la ley resultó implicada en este ilícito al recibir en empeño un videojuego que había sido robado unos días antes y no solicitar todos los datos legales a la persona que alquiló el objeto.

El juez encargado del caso Jesús Alejandro Bojorquez Osorio cambió la medida cautelar de prisión preventiva para Kassandra por lo que esta tarde quedó en libertad.

Como requisito a esta autorización, se le impuso presentarse de manera periódica en los juzgados, una garantía económica de 3 mil pesos y no acercarse a la casa de empeño First Cash ni a ninguna otra de la Ciudad.

En audiencia para modificar la medida cautelar que duró poco más de una hora, el juez cambio su decisión inicial y le permitió a la empleada llevar su proceso en libertad, tal y como lo había reclamado la familia hace poco más de una semana, directamente a la autoridad judicial.

Tras presentarse elementos de prueba y declaraciones del dueño de la casa de empeño, está fue la respuesta final del juez, a favor de la acusada

“Sólo quiero ver a mi hijo”

Al salir de prisión aproximadamente a las 5 de la tarde abrazo por varios segundos a su hermana y su mamá y con lágrimas en el rostro, Kassandra dijo que su principal deseo una vez recuperada su libertad es estar con su hijo y no volver a cometer los mismos errores que la llevaron a caer en esta situación por desconocimiento de la ley.

“Ahorita ya me quiero ir con mi hijo y con mi familia, estoy muy feliz, no tengo palabras, adentro me trataron bien estaba todo muy controlado, nunca perdí la fé porque yo sabía que era inocente”.

Agradeció todo el apoyo recibido por usuarios a través de redes sociales.

Kassandra salió con un resfriado del penal a consecuencia de las bajas en sus defensas por la preocupación a la que fue sometida.

El abogado defensor, Javier Alfonso Pérez, ofreció el testimonio de Rodolfo Bringas, quien se mostró dispuesto a emplear a Kassandra una vez que saliera del penal.

Mientras Kassandra, quien vestía un pantalón color caqui y una chamarra azul con franjas naranjas, escuchaba atenta el desarrollo de la audiencia, la Fiscalía General precisó que la medida de prisión preventiva era la correcta.

Al paso de los minutos, el juez determinó que Kassandra deberá pagar una garantía económica de 3 mil pesos, mismos que deberá saldar en 45 días.

También se le fijó como medida cautelar una presentación periódica para firma, fecha que se le establecerá en un plazo de tres días.

Mónica Miranda/La Silla Rota

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here