Hace seis años, la vida tranquila que llevaba Gisela Peraza Villa, como empleada de la familia del ex gobernador Guillermo Padrés Elías, cambió por completo. Fue acusada de robo en la casa de Gobierno, torturada y encarcelada por más de cuatro años.

En noviembre del 2015, interpuso una denuncia formal ante la Procuraduría General de Justicia de Sonora (PGJE), contra más de 20 ex funcionarios que se vieron implicados en su maltrato y encierro, incluido el ex mandatario.

Ahora, a más de un año de la investigación judicial, se lograron las primeras dos capturas de quienes se vieron involucrados. Se trata de Alma Rosa Molina Barrón y María Teresa Linzon, de 48 y 42 años, ex elementos de la Policía Estatal Investigadora (PEI), quienes son señaladas de torturar a Gisela Peraza, hasta que perder el conocimiento.

 

“Ellas fueron las primeras que desnudaron, amarraron y que golpearon a Gisela. Hasta le tapaban la boca, cuando de tanto golpe la hacían vomitar y la obligaban a tragárselo. Durante dos meses, casi a diario haciendo lo mismo”, lamentó el abogado de la ex empleada doméstica, Juan Antonio Ortega.

¿Quiénes son los implicados en el caso Gisela Peraza?

 

La defensa legal de la ex empleada doméstica de Guillermo Padrés ha solicitado más de 30 órdenes de aprehensión, contra ex funcionarios, en La Silla Rota de contamos de quiénes son los principales implicados y de qué se les acusa.

  1. Guillermo Padrés Elías: El ex gobernador de Sonora, acusó directamente a Gisela Peraza Villa de robar 5 millones de pesos en efectivo y joyas, de la Casa de Gobierno. Ordenó su detención inmediata en la habitación donde ella dormía, para un interrogatorio ilegal, donde también la golpearon. Actualmente se encuentra preso en el Reclusorio Oriente, por delitos relacionados con crimen organizado y lavado de dinero.

 

  1. Fernando Fernández Portillo: Laboró como jefe de escoltas del ex gobernador durante su sexenio. Gisela Peraza lo señala como quien se encargó de la privación ilegal de su libertad, así como de amedrentarla física y verbalmente. Al terminar la administración de Padrés, fue nombrado director de Seguridad Pública en Nogales, pero tras verse implicado de manera legal por la denuncia de la ex empleada, renunció a su cargo. Desde entonces se desconoce su paradero.

 

  1. Agustín Rodríguez Torres: Fungió como secretario particular del ex gobernador Guillermo Padrés Elías. Es acusado por Peraza Villa, de participar en su detención, tortura y encarcelamiento en la Centro de Readaptación Social, en Hermosillo.
    Actualmente, es diputado federal por el Partido Acción Nacional (PAN). En abril del 2016, la defensa de Gisela Peraza solicitó al Congreso de la Unión, el desafuero de Rodríguez Torres, con el fin de ejecutar la orden de aprehensión en su contra. Sin embargo, les fue negado por la Cámara de Diputados.

 

  1. Raúl Ramírez Ramírez: Durante el sexenio de Padrés, presidió la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), aún continúa en el cargo. De acuerdo con declaraciones de Peraza Villa y su abogado, Ramírez Ramírez fue testigo de la condición en la que se encontraba la víctima, al ser golpeada y torturada; sin embargo, nunca dictó recomendaciones o intervino para ayudarla. También solicitará la defensa legal, el desafuero del ombudsman sonorense.

 

  1. Ricardo Ornelas Saavedra: Se trata del entonces director del Sistema Penitenciario de Sonora. Forma parte de los funcionarios implicados en la denuncia penal interpuesta por la ex ama de llaves de la familia Padrés. Es señalado como quien ordenaba a reclusas maltratar a Gisela Peraza; además de ‘sembrar’ droga en la celda, a pocos días de ser terminar su sentencia, con el fin de retrasar la liberación de Peraza Villa, en 2015. (Marlene Valero/La Silla Rota)
Compartir

Publicar un nuevo comentario

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre