Presupuesto: Meade congela la relación con Anaya y abre nexos con gobernadores del PAN

33

El proceso de aprobación del Presupuesto 2018 terminará sin que el coordinador panista de San Lázaro Marko Cortés se haya reunido con José Antonio Meade. Todos los coordinadores estuvieron en Hacienda menos el panista. Un gesto de claro destrato hacia Ricardo Anaya, que los últimos dos años discutió el Presupuesto como actor central. Ha calado efecto la directiva de Los Pinos: ningún secretario debe recibir al dirigente.

La negativa a la reunión para Cortés tiene una motivación inicial: Meade va a desaparecer el fondo del moche. César Camacho ha entregado la propuesta a Hacienda y se va a ejecutar a gran velocidad. Será la primera reprimenda concreta hacia Anaya en San Lázaro, dejar sin ese preciado fondo para hacer política a los diputados panistas que suelen ser los más entusiastas con esa partida. Anaya lo era como diputado.

La segunda meta de Meade es establecer trato directo con los gobernadores del PAN. Los ha llamado uno por uno y les ha dicho que discutirá los presupuestos con ellos, dejando de lado el cabildeo de sus diputados.

Esta es la explicación al hecho de que la reunión de ayer miércoles de Anaya con gobernadores fue un fracaso. Solo tres gobernadores respondieron el llamado, entre ellos Miguel Márquez de Guanajuato que solo habría asistido para luego ir a informar a los Calderón.

De este modo Meade cumple con el objetivo imperante del Gobierno Federal que es desgastar a Anaya desde adentro de su partido. El siguiente paso será replicar la maniobra en el perredista.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here