Miguel Ángel Mancera pide la renuncia a todo su gabinete

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).-  El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, pidió este sábado la renuncia a todo su gabinete, legal y ampliado, a tres meses de su probable salida del cargo en busca de la candidatura presidencial para el 2018.

De acuerdo con una fuente de alto nivel de la administración capitalina, la orden del mandatario local no implica que todos los integrantes de su gobierno se vayan, sino que es una manera de que los propios servidores públicos autoevalúen su desempeño al frente de las secretarías y organismos que encabezan.

La solicitud de Mancera es similar a la que emitió en junio de 2015, luego de las elecciones intermedias -de jefes delegacionales y diputados de la asamblea legislativa-, en las que el PRD perdió fuerza política y espacios de gobierno, como muestra del descontento ciudadano por su manera de gobernar.

Después de esos resultados, Mancera removió a su operador político, Héctor Serrano, de la Secretaría de Gobierno, y puso en su lugar a Patricia Mercado. No obstante, lo mantuvo en su gabinete como secretario de Movilidad.

En julio de ese mismo año, movió de la Consejería Jurídica a José Ramón Amieva para poner a su otro incondicional, Manuel Granados. Al primero lo designó titular de Desarrollo Social, de donde quitó a Rosa Icela Rodríguez.

Un cambio más que hizo Mancera Espinosa en su círculo de gobierno fue en septiembre de 2016, con la incorporación de su amigo de la infancia, Julio César Serna, para quien creó la jefatura de Gabinete; desde entonces éste es su inseparable colaborador, incluso, en sus giras internacionales de trabajo.

En diciembre de 2014, el exprocurador capitalino cambió al contralor general y también su amigo personal, Hiram Almeida, a quien nombró secretario de Seguridad Pública, mientras que en la Contraloría dejó a Eduardo Rovelo, antes director del Registro Público de la Propiedad.

La petición de renuncia al gabinete capitalino este sábado se da también en medio de una crisis de credibilidad del gobierno del también presidente en turno de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

La razón: el aumento en los índices de inseguridad, sobre todo de asaltos a transeúnte y Homicidios, pero también por los cuestionamientos de grupos ciudadanos a distintos proyectos urbanos del gobierno mancerista.

El más reciente es la polémica por la construcción de la Línea 7 del Metrobús que está proyectada para correr de Indios Verdes a la Fuente de Petróleos, en el Periférico; pero que fue frenada por el juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa, Fernando Silva, en seguimiento a un amparo promovido por la Academia Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *