La plana mayor del PRD sacó la mañana de este sábado a lucir toda su estructura nacional con un objetivo claro: demostrarle a Andrés Manuel López Obrador que el Sol Azteca no está muerto. Los organizadores hablaron de unas 200 mil personas en el Zocalo capitalino.

Pero acaso la manifestación -cuya consigna principal fue que no desaparecerían como partidos- haya tenido un mensaje encriptado para el líder de Morena: levantar el precio de una alianza de izquierda para garantizarle la llegada a Los Pinos en 2018.

Es por eso que Barrales, que responde a las órdenes de Miguel Ángel Mancera, decidió hacer esta marcha un día antes del acto que encabezará AMLO en el Monumento a la Revolución para firmar otros “Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México”.

López Obrador utilizar este “acuerdo” simbólico para mostrar a dirigentes, liderazgos y militantes de otros partidos que firman su apoyo al proyecto presidencial moreno, sin la necesidad de cambiar de instituto político.

Alertado por este movimiento, Mancera habría acudido Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo que ya estarían tratando de bajarla del acto de mañana.

Según pudo saber La Política Online, en el listado que palomeó AMLO junto a su hijo Andy habrá casi 500 firmantes. Claro, cerca de la mitad serán ex perredistas. Así se explica la necesidad de un acto en el Zócalo, en donde por cierto no faltaron los carteles de “Mancera Presidente”.

AMLO se prepara para devolver la gentileza con un golpe de efecto. LPO pudo saber en exclusiva que Ricardo Monreal, uno de sus principales operadores en la Ciudad, convenció nada menos que Ifigenia Martínez, una de las fundadores del partido.

Ifigenia se venía mostrando cercana a Mancera, sobre todo en torno a la construcción de la nueva Constitución de la Ciudad. Su salto hacia el proyecto de AMLO significaría un nuevo golpe, después de la partida de Miguel Torruco y Leticia Quezada, entre otros.

Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del PRD.

Alertado por este movimiento, el Jefe de Gobierno habría acudido a los otros dos ex pesos pesados del Sol Azteca: Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo estarían tratando de bajarla del acto de mañana.

Hay que recordar que la relación entre Cárdenas y AMLO es mala desde hace años. El vínculo con Porfirio, en cambio, se terminó de dinamitar el año pasado, cuando en un video se lo vio participar en la fiesta de cumpleaños del “Jefe Diego”, donde estaba también Carlos Salinas de Gortari.

López Obrador cree que allí se terminó de crear la estrategia -por ahora fallida- de lanza a Jorge Castañeda como candidato independiente para sumarle otro contendiente que le reste votos a su proyecto.

FuenteLaPolíticaOnline
Compartir

Publicar un nuevo comentario

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre