La relación entre Enrique Ochoa y su segunda en el PRI Carolina Monroy siempre fue tensa. El primer indicio fue el Edomex. Monroy buscaba ser la abanderada del PRI pero Ochoa le aseguró la candidatura a Alfredo del Mazo en un movimiento de doble vía: por un lado desplazó a Monroy y por el otro ganó autonomía frente a Luis Videgaray.

Ahora el próximo paso del líder nacional del PRI es incorporar a Claudia Ruiz Massieu como su segunda en lugar de Monroy. Antes de viajar a Nueva York Ochoa habló con la ex canciller y ella prometió considerarlo.

Ruiz Massieu salió con malestar del Gobierno, reemplazada por Videgaray. Se le ofreció la embajada en España pero ella la declinó. Ahora Ochoa vuelve a la carga para sumarla a la estructura del partido, en un claro mensaje que confirma la estrategia de Los Pinos de no profundizar las divisiones internas de cara a un año crucial. El regreso de Ruiz Massieu está en la misma sintonía que las tratativas para que Manlio Fabio Beltrones se sume al gabinete.

Ochoa volvió con múltiples ideas de su viaje de EU y quiere aprovechar los contactos de la ex canciller en ese país para reforzar la política de apoyo del Partido a los migrantes mexicanos. Massieu conoce a toda la red consular y tiene contactos de peso en Washington DC.

El movimiento de Ruiz Massieu coincide con la presencia de José Murat como nuevo líder de la CNOP. El líder del PRI lo eligió al ex gobernador de Oaxaca para la operación política interna y quiere que la ex canciller dirija la externa.

Compartir

Publicar un nuevo comentario

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre