Combate la flacidez abdominal en 4 pasos

uedes ser delgada o estar pasadita de peso, pero si no te ejercitas es muy probable que sufras uno de los mayores karmas de las mujeres: la falta de firmeza en la piel. Es por eso que aquí te dejamos estas recomendaciones para tener una piel hermosa en todos los sentidos.

Comencemos el combate

Cuando una persona lleva una vida sedentaria, se alimenta de forma inadecuada y experimenta cambios bruscos de peso; los fibroblastos o tensores naturales de la piel, responsables de producir colágeno y elastina se degradan y dan como resultado la flacidez.

Marco López, preparador físico, explica que para luchar contra la flacidez una persona tiene que:

1.- Quitarse de la cabeza la idea de que nunca eliminará la flacidez. Hay que entender que con constancia y disposición sí se puede lograr.

2.- Tener una buena alimentación y no olvidar las comidas, ya que la parte nutricional representa 70% de la forma como lucimos.

Al momento de entrenar:

Es muy importante tomar en cuenta el peso que se utiliza para realizar los ejercicios. Se recomienda alternar las mancuernas o pesas de 1 kg ó 2,5 kg.
Para las menos atletas te recomendamos:

1.- Lumicel: Es un tratamiento que combate la flacidez, disminuye la celulitis y la grasa localizada. Trabaja a partir de un masaje subdermico y la aplicación posterior de 2 luces que aumenta la producción de colágeno, haciendo el tejido más firme. Esta técnica es recomendada para pre y post liposucciones.

2.- Radiofrecuencia: Puede aplicarse en el rostro, cuello y otras zonas del cuerpo. Su aplicación es bastante rápida y sólo produce un leve enrojecimiento en la zona tratada. No necesita reposo ni hospitalización. La radiofrecuencia produce un calentamiento profundo que afecta la piel y el tejido graso subcutáneo, favoreciendo el drenaje linfático y disminuyendo líquidos y toxinas. Incrementa la circulación en la zona, lo cual permite mejorar el metabolismo del tejido graso subcutáneo y el aspecto de la piel. Contribuye a la formación de nuevo colágeno, dando como resultado firmeza en el tejido. Asimismo, debido a la naturaleza del tratamiento, se refuerza la estructura de colágeno, rejuveneciendo la zona tratada.

Toma en cuenta que:

La alimentación es un factor fundamental que se debe tomar en cuenta a la hora de luchar contra la flacidez.

A la hora de cenar, evita los carbohidratos. Consume proteínas con vegetales verdes, por ejemplo una ensalada de pollo, pero evita colocarle queso, mayonesa o vinagretas de altas calorías y recuerda que a la hora de escoger el tipo de proteínas, las carnes blancas ofrecen mayores beneficios que las rojas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *