Botox para disfunción erectil, la nueva tendencia

Mientras avanza la tecnología, se van encontrando más formas y usos innovadores para el Botox, especialmente para hombres y, extrañamente, sus miembros.

Las investigaciones sobre el botox para la disfunción erectil siguen estando en etapa temprana, pues tan sólo se ha hecho un estudio en 12 hombres. Obviamente todavía no es recomendable, pero la evidencia es prometedora… hasta ahora.

El procedimiento tiene gran potencial gracias a su habilidad para detener la liberación del neurotransmisor, “norepinefrina” (previene la circulación de la sangre), sin interferir la liberación del óxido nítrico (componente clave para la erección), el cual relaja los músculos suaves y permite que la sangre se dirija al pene.

Con esta información, los investigadores tienen razones válidas para creer que las inyecciones de Botox podrían mejorar la erección por varios meses.

El procedimiento podría funcionar en hombres que sufren de ambos tipos de disfución erectil; la psicológica, la cual tiene que ver con problemas de circulación, y la psicogénica, la cual lidia con factores psicológicos.

Esta posible solución podría significar una disminución del uso de medicamentos para hombres con disfunción erectil, lo cual es particularmente bueno para aquellos que no pueden darse ese lujo debido a problemas del corazón.

Y parece una buena solución, ¿cierto? Pero yo me quedo con varias preguntas que, hasta el momento, todavía no pueden resolverse. ¿Qué pasaría si se aprueba? ¿Tendría consecuencias a largo plazo?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *