Sé una experta en el arte Kinky

0

Muchas parejas quieren explorar el lado kinky del sexo, pero a la mera hora no se atreven a hacerlo. Si tú eres una de ellas, tienes razones válidas para dudar. Irte muy lejos muy rápido o un pequeño error de comunicación, y ambos podrían terminar lastimándose.

Pero a pesar de ser un arte muy delicado, también es uno de los más placenteros. Si te llama la atención, sólo tienes que seguir ciertas reglas.

Explora tus fantasías y nombra tus deseos

Las fantasías pertenecen a una imaginación erótica y son capaces de potencializar el deseo sexual. En tus fantasías no hay límites ni consecuencias. Un deseo es un antojo en la vida real. Aprende a identificar la diferencia y deja volar tu imaginación, siempre y cuando seas realista con lo que deseas.

Reconoce la energía erótica que quieres explorar

Una vez que tengas en claro tus deseos, identifica la energía erótica que necesitas. Un simple beso, por ejemplo, puede sentirse romántico o rudo, dependiendo de la energía que lo rodee.

Explora ideas con tu pareja

Antes de empezar, tengan una cita y hablen de la experiencia que quieren tener juntos. Hagan preguntas detalladas sobre lo que quieren hacer y lo que esperan del encuentro. Si no pueden tener una conversación honesta, ni siquiera lo intenten, no están listos para algo tan íntimo.

Elige una aventura a la vez

La mayoría de las novatas en el sado cometen el error de intentar muchas cosas a la vez. Esto no sólo no te permitirá identificar lo que te gusta (o no), sino que también puede abrumarte.

Pon límites

Es esencial poner límites cada vez que exploren algo nuevo, especialmente algo tan rudo. Ambos necesitan saber qué puede (y no) suceder durante el encuentro. De esta forma ambos se sentirán más tranquilos

Vayan lentamente

Sentirán la tentación de sentirlo TODO desde un principio, pero el arte kinky debe construirse lentamente para que nadie se lastime. SIn importar qué actividad vayan a explorar, vayan paso a paso.

Nunca digas ‘nunca’

Mantén la mente abierta. Muchas actividades del sado se ven MÁS intensas de lo que son en realidad. Lo que puede parecer doloroso, en realidad podría llevarte al placer extremo.

Disfruta el camino

Es una exploración a largo plazo de tu sexualidad, y como cualquier exploración, debe disfrutarse cada paso. Si no fueras curiosa, atrevida y dispuesta a intentarlo, no te llenaría de tanta satisfacción

FuenteEl Universal
Compartir

Publicar un nuevo comentario

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre