5 cosas que más nos quitan energía

0

En caso de que te sientas cansada todo el tiempo, esto es lo que te podría estar pasando. No es un secreto que en ocasiones nuestros hábitos y comportamientos se convierten en agentes que rigen nuestra salud y equilibrio, por lo que a continuación te dejamos una lista de estas acciones que podrían estar acabando con tu energía.

1.- Te quejas constantemente. Si eres de las chicas que se quejan por prácticamente todo, te podemos decir que inconscientemente pones gran parte de tu energía en tu siguiente motivo de queja, situación que no te reporta ninguna satisfacción, pero te desgasta de manera impresionante.

sin energía,

2.- Eres desorganizada. El desorden continuo obstaculiza tu equilibrio, ya que el caos de tu hogar te obligará, por una parte, a invertir un precioso tiempo buscando aquello que deseas localizar y, por otro, tu cerebro permanecerá en un estado de incertidumbre todo el tiempo.
Esta desorganización implicará un cansancio extra cuando llegue el final del día. Es por eso que te recomendamos tener un hogar limpio y ordenado para que todo fluya con facilidad.

3.- Preocuparte por cualquier motivo. En caso de que seas de las personas que se adelantan a los acontecimientos negativos solo añades estrés y ansiedad completamente innecesarios a tu vida. Cuando algo no ha sucedido todavía no tenemos por qué gastar tanta energía en preocuparnos, puesto que es probable que que esos efectos negativos finalmente no ocurran o no salgan como nosotros pensamos. Lo mejor, es centrarse en lo que sucede en el momento y enfrentarse a esas consecuencias.

4.- Valora tu tiempo. Esta muy de moda la palabra multitask y se cree que la tecnología que se tiene ahora se pueden hacer mil cosas, la realidad es que que si te llenas de tareas y no te organizas vivirás en un estrés constante, y terminarás con una torre infinita de tareas que sólo te acarreará un gran cansancio, tanto físico como mental.

5- No guardes rencores. Los sentimientos de rencor y odio consumen nuestra energía lenta pero incansablemente. De hecho, si no nos libramos de ellos con los años pueden acabar desencadenando enfermedades, pues no olvidemos lo importante que es la salud mental. Con ello, hay que ser resueltos, pasar página y tomar las decisiones pertinentes. Si nos equivocamos, debemos recordar siempre que nuestros errores forman parte del aprendizaje.

FuenteEl Universal
Compartir

Publicar un nuevo comentario

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre