La forma de tu rostro refleja tu personalidad

0

La forma de tu rostro tiende a revelar tu personalidad básica y la forma en que ves la vida. Mientras que la mayoría tiene una forma de rostro específica y distintiva (hasta podría ser una combinación diferente), la mayoría tiene una forma que fácilmente podrá reconocer como figura geométrica.

  • Rectangular: La cara rectangular usualmente tiene una frente y barbilla amplia. Este tipo de personas valoran mucho la lógica y son buenos pensadores, aunque tienen el defecto de sobrepensar las cosas y preocuparse de más. Usualmente planean las cosas a la perfección y rara vez hablan sobre sus sentimientos. En cambio, les gusta el ejercicio, especialmente porque acumulan mucha tensión interna que en algún momento deben desahogar.
  • Redonda: Una cara redonda se caracteriza por mejillas redondas y una línea de cabello amplia. Esta cara refleja a personas generosas que siempre ponen las necesidades de los demás ante las suyas. Su único defecto es que pueden volverse codependientes y atraen personas narcisistas y egoístas. Son amables, cariñosas y, sobretodo: indecisas.
  • Ovalada: Un rostro ovalado es más largo que amplio, tiene una quijada pequeña y mejillas un poco más prominentes. Las personas con caras ovaladas saben qué decir y cuándo decirlo para lucir agradables y acomodar a los demás. Son muy acertivas, usualmente extrovertidas y, por obvias razones, ¡son muy buenas para socializar! Sin mencionar que también dan una buena impresión casi siempre.
  • Cuadrangular: El rostro cuadrangular tiene una línea de cabello y quijada amplia. Usualmente va con personas con mucha energía e impulsivas. Les gusta arriesgarse de más y toman proyectos que tal vez ni siquiera conocían. Para ir de la mano con su energía, tienen más estamina que fuerza.
  • Corazón: El rostro de corazón se caracteriza por una frente amplia y una barbilla muuuy pequeña. Refleja a una persona con una increíble fortaleza interior, pero que también suele ser excesivamente terca. Usualmente tienen mucha energía, pero tienen más fuerza que estamina. Son muy enfocados, tienen un gran sentido de la intuición y son increíblemente creativos.
  • Diamante: Este rostro es amplio cerca de las mejillas, pero se afina tanto en la frente, como en la barbilla. Las personas con rostro de diamante gustan de tener el control y siempre saben cómo y cuándo quieren las cosas. Son muy orientadas y detallistas, de hecho llegan a ser algo perfeccionistas. Son precisas con sus palabras, se comunican bien, pero a veces llegan a ser algo agresivas.
FuenteEl Universal
Compartir

Publicar un nuevo comentario

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre