Un western llamado ‘Redención’

44

La historia mexicana que siempre fue contada desde las hazañas de los mismos héroes, época y enfoque, cambió.

De la voz de los historiadores a la de los indígenas del norte, pistoleros, terratenientes y de Vicente Idelfonso Ponce de León Quijano y Castillo, Hilario Peña se aventura con sus personajes para explorar el México el oculto y de terreno hostil que nadie contó.

“‘Un pueblo llamado Redención’ lo escribí después de estar leyendo historia nacional, donde me percaté que en todos estos años no se había hecho suficiente trabajo literario acerca de cómo se vivía en el norte del país durante el periodo de entreguerras”, explica Hilario Peña, también autor de “Malasuerte en Tijuana”.

Tras indagar por mucho tiempo, la más reciente obra el escritor comenzó a escribirse cuando descubrió cómo los indios del norte en 1890 se rebelaron contra los padres franciscanos por prohibirles rendir culto a sus muñecos “cachina”, ofendiéndose por el suceso y con ello decidieron masacrar a los sacerdotes de aquel lugar.

Además de hablar sobre cómo fue que después de consumada la Independencia los habitantes de la vieja Vizcaya en el norte quedaron abandonados, el western de Peña muestra a manera de batallas, balas, robos e invasiones la pérdida de gran parte del territorio nacional.

“Mi libro habla de personajes. Siempre me ha dado pena ser víctima de mis circunstancias, es por eso que los individuos de mi relato le hacen frente a sus circunstancias”, explica el escritor de “La mujer de los hermanos Reyna”, libro publicado en 2011.

Al hablar de su nueva obra en entrevista para Reporte Indigo, Hilario Peña rememoró partes de la historia que, aunque no son consideradas en los la mayoría de los libros que hablan sobre la historia nacional, lo inspiraron a ir más allá.

En la obra, una de las partes del western que destacan es la que detalla cómo en 1849 se estableció como premio por parte del ejecutivo de Chihuahua, el pago de 150 pesos por cabellera de indio arrancada a mercenarios del norte nacionales y extranjeros. Y para 1850, el pago se ve incrementado como una especie de premio a 200 pesos.

A pesar de que no está situado en un contexto contemporáneo de acuerdo con Peña, “Un pueblo llamado redención” contiene situaciones del viejo México que continúan afectando a la sociedad actual.

“Cuando comencé a escribir el libro me encerré y no supe del Duarte ‘que merecía la abundancia’, del proceso de las elecciones en Estados Unidos y otras noticias más, pero dime tú, con todo eso, ¿qué tan contemporáneo es?”, comenta Hilario Peña.

El también autor de “El infierno puede esperar” hace referencia en la publicación a situaciones que ocurrieron en el último cuarto del siglo 19 y parte del 20, sin embargo, es un hecho que las circunstancias y los personajes empleados de su obra aluden –sin intención del autor– a la situación actual.

“A menudo pienso, con lo que indagué, que lo que pasaba en la ciudades fronterizas en ese entonces era como un adelanto o un presagio de lo que sucedería en el interior más tarde”.

Para esta obra, el escritor sinaloense quería oler el miedo de los habitantes de esas latitudes en las incursiones bárbaras, escuchar el sereno por las noches y oler las cabelleras ensangrentadas de los combatientes.

‘Un pueblo llamado redención’ contiene situaciones del viejo México que continúan afectando a la sociedad actual

HILARIO: DE INGENIERO A ESCRITOR

Autor de más de seis libros, Hilario Peña se graduó como ingeniero de la universidad.

No porque no le gustará escribir o porque descubrió su verdadera pasión tiempo después, sino porque para él había que tener un respaldo en caso de no obtener un lugar en el tortuoso camino de los libros.

“Si aquí (Ciudad de México) estudias periodismo o comunicación, terminas en medios, pero si en Mazatlán estudias comunicación, terminas sirviendo mesas, por eso estudié ingeniería, que me dio independencia para tener algo que decir, rascarme con mis propias uñas y aventurarme por otros lugares”, cuenta Peña.

Hilario es uno de los autores más activos desde que inició con su carrera de escritor.

Amante de la literatura policiaca, Peña cuenta con obras como “Los días de Rubí Chacón”, “La mujer de los hermanos Reyna”, “Chinola Kid”, “Juan Tres Dieciséis”, “Págale al Diablo” y su bestseller de 2009, “Malasuerte en Tijuana”.

Con “Un pueblo llamado Redención”, Hilario fue merecedor del Premio Bellas Artes de Novela José Rubén Romero 2016, recibiendo el apoyo del programa Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

“Pienso en mis lectores en el sentido de lo que voy a expresar lo que tengo en mi interior, de una manera que se pueda entretener, conmover y divertir… Por eso siempre digo no escribí el libro que quise hacer, sino el que quise leer”, dice.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here