Con ustedes: la liga de la justicia del 19 de septiembre

A dos semanas del sismo del 19 de septiembre, recordamos al escuadrón de héroes silenciosos que han sido clave en el proceso.

19

México se movió desde la entraña y su gente no se quedó quieta.

Justo cuando tenemos estos encuentros cercanos con la muerte, cuando nos pega la fragilidad de la vida y la desesperación reina, brota desde muy dentro del espíritu humano lo mejor y lo peor de nuestra especie. El bien y el mal vuelven a chocar en su eterna batalla, y aunque nacen nuevos héroes, los saqueadores, ladrones, corruptos y oportunistas también toman parte de la situación. A ellos aprovechamos para decirles: nunca vencerán, somos más, no los queremos y pronto llegarán a nada en su miseria.

Este es un pedestal para los buenos.

Soy colombiano. Llegué por primera vez a México el 15 de septiembre de 2017 atraído por los testimonios fascinantes sobre este pueblo. No sabía que el 19 de septiembre todo mi plan cambiaría. Tuve que bajar 11 pisos corriendo de un edificio en la colonia Condesa, descalzo y tomado de la mano de Maru (la señora del aseo que estaba conmigo en el departamento) viendo como las paredes y los vidrios a nuestro alrededor literalmente se despedazaban.

Al salir del edificio, tal y como lo dice el viejo (y sabio) cliché, me sentí más vivo que nunca.

Cualquiera diría que mi viaje se habría echado a perder, y no, todo lo contrario, lo fascinante de esta gente, lo que en un principio me había traído, se mostró frente a mi con fuerza.

La gente se movilizó a la velocidad de su corazón, por la gente, y estos días tan inverosímiles, vi nacer a los superamigos en persona, a la liga de la justicia del S19. Un escuadrón de héroes silenciosos que sin pedir nada a cambio y sin ocupar las primeras filas de batalla, han sido claves en este duro proceso de resiliencia.

Con ustedes: la liga de la justicia del S19.

Los polis

Muchos civiles tuvieron que abandonar sus departamentos, y con ellos, todo lo que había dentro. El temor a que todo cayera los desplazó sin más que lo que tenían puesto. Los polis nunca han abandonado su puesto de trabajo, incluso en edificios con riesgo de desplome. Nos han cuidado desde lejos de las fuerzas oscuras que tientan con entrar y hacer de las suyas.

Los psicólogos

Con sus poderes psíquicos, estos auténticos conocedores de la mente humana prestan sus servicios de apoyo a las familias que siguen esperando noticias de sus familiares desaparecidos y a todos aquellos que siguen afectados emocionalmente por el sismo.

Trabajadores de la empresa de electricidad

Tan solo una hora después del sismo, los trabajadores de la empresa de electricidad de la ciudad empezaron labores de recuperación del servicio de luz colapsado, y a pesar del riesgo de fugas y cortocircuito, se pusieron su uniforme para devolvernos la tan necesaria luz.

Cocineros

Es imposible ayudar con el estómago vacío. Estas diestras del fogón y el cucharón pusieron a disposición su superpoder gastronómico para llenar los espacios (literalmente) y distribuir energía. Muchos cocineros de restaurantes y comedores escolares se sumaron a la labor montando cocinas provisionales en centros de acopio, parques, y calles en general para que siempre hubiera comida lista.

Estudiantes

Herederos del conocimiento y dueños del futuro de toda sociedad, estos aprendicez de superhombre se enteraron de la convocatoria por sus redes sociales. Han sido capacitados muy responsablemente para labores de inspección en edificios afectados. Se habla de corrupción y negligencia ya que son varios los edificios “nuevos” que están afectados.

Ciclistas

Ya han hecho bastante por el planeta andando diariamente en dos ruedas y a fuerza de hombre. Ahora se han unido para, en medio del caos vehicular, agilizar las labores de transporte de ayudas de todo tipo. Gracias a su diligencia y velocidad en sus piernas muchos medicamentos pudieron haber llegado a tiempo a salvar una vida.

Motociclistas

Decidieron usar sus poderosas máquinas para ponerlas a la orden en la emergencia. Rudos por naturaleza, este superhéroe motorizado se desplazó en tropas bastante eficientes a través de los lugares más necesitados.

Personas que organizan el tránsito

En respuesta al colapso vehicular y haciendo las veces de semáforo humano, estos héroes de a pie salieron a organizar las calles a sabiendas de que el tiempo en estas situaciones es un factor crucial.

Pajarito

¿Dónde estará su casa? ¿Cómo estará su familia? Pajarito va por los albergues y centros de acopio dándole suerte tanto a víctimas como a voluntarios. Sus amigos alados salen de una jaula, sacan un papel y te entregan tu suerte. Sin duda un oficio mágico y necesario para darle una luz de esperanza a las personas.

Héroe de aventura

Los objetos materiales de los niños son tan valiosos como los de los adultos y este animador de calle lo sabe. Los niños quedan sin sus juguetes tras tragedia como esta, es como si tú perdieras tu auto, créelo. Los niños necesitan reencontrarse con su imaginación y con sus fantasías y esas es precisamente la labor de este superamigo.

FuenteVICE
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here