A trabajar

21

El Gobierno federal anunció ayer el inicio de las labores de reconstrucción en el país luego de los sismos que azotaron a varios estados en septiembre.

De forma preliminar, el costo de los trabajos de reconstrucción será de 37 mil 500 millones de pesos; esto contabilizando sólo tres sectores: vivienda, educación y cultura.

Falta todavía cuantificar el costo para instalaciones de salud, infraestructura carretera o instalaciones gubernamentales, por lo que el gasto final podría aumentar aún más.

Ayer, el presidente Enrique Peña Nieto encabezó una reunión de su gabinete con empresarios y miembros de organizaciones civiles en donde explicó algunas medidas que se tomarán para arrancar con las labores de reconstrucción.

Una de ellas será la entrega de monederos electrónicos para los habitantes de Oaxaca y Chiapas que fueron afectados y que podrán utilizar al comprar materiales para la reconstrucción de sus viviendas.

En la Residencia Oficial de Los Pinos, empresarios anunciaron la constitución de un fideicomiso llamado Fuerza México en el que concentrarán las donaciones económicas que realice la clase empresarial y los ciudadanos; será administrado por un comité técnico y su ejercicio será vigilado por Transparencia Mexicana.

El presidente Peña Nieto fue claro: no administrará los recursos privados pero sí direccionará los apoyos a las comunidades que considere necesarias.

“A lo que quiero convocar al sector privado es a que tengamos una mesa de coordinación para poder destinar esos recursos (…) para optimizar auténticamente el uso y repartición de esos bienes.

“No estamos pensando que el Gobierno federal administre el recurso que el sector privado ha podido juntar y seguirá recolectando; pero sel gobierno sí quiere orientar hacia dónde llevar esos recursos para que se den donde más se requieran y evitemos esfuerzos duplicados”, expuso el primer mandatario.

El Gobierno explicó que tiene identificado dónde tiene capacidad propia y dónde no, por lo que es importante que los recursos privados se canalicen a las áreas donde más haga falta.

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), afirmó que los recursos serán canalizados a ciertas zonas indicadas por el Gobierno federal.

La entrega de monederos electrónicos y el envío de ayuda para la reconstrucción o reparación de viviendas llegará en un momento que podría complicar su reparto: las campañas políticas del 2018.

Por ello, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México y presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), pidió que el apoyo se dé sin tintes políticos.

“Hoy es indispensable que reiteremos al país que en esta tarea no hay colores, ideologías, ni nada que nos haga diferentes; es un llamado a la unidad (…) hoy debemos reorientar el presupuesto federal para la reconstrucción, para la recuperación y para la transformación de México; hagámoslo sin protagonismos, viendo por la gente, viendo por sus necesidades”, llamó Mancera.

El propio Enrique Peña Nieto confió en que los trabajos de reconstrucción se lleven a cabo pronto y en los meses siguientes se vuelva a la normalidad en las zonas afectadas.

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México y presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, pidió que el apoyo se dé sin tintes políticos

MONEDEROS PARA LA RECONSTRUCCIÓN

El plan del Gobierno federal es entregar monederos electrónicos canjeables por recursos para comprar material y fomentar un esquema de autoempleo

Para la reconstrucción y reparación de las viviendas afectadas por los sismos de septiembre, el Gobierno federal calcula que la inversión será de 16 mil 500 millones de pesos.

Para reconstruir las viviendas afectadas en los estados de Chiapas y Oaxaca, se deberán destinar alrededor de 6 mil 500 millones de pesos.

El plan del Gobierno federal es entregar monederos electrónicos canjeables por recursos para comprar material y fomentar un esquema de autoempleo o empleo local en que los propios habitantes reconstruyan sus viviendas con asesoría técnica brindada por la iniciativa privada o el gobierno.

El uso de monederos electrónicos ha sido criticado en otras ocasiones, pues en las campañas electorales es común que los candidatos entreguen tarjetas electrónicas con la promesa de obtener beneficios si ese político gana las elecciones.

Incluso, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó recientemente una serie de lineamientos para que el uso de estos monederos quedara prohibido en las campañas electorales del próximo año.

La entrega de los monederos electrónicos del Gobierno federal para la reconstrucción se hará durante el proceso electoral del 2018 que arrancó el 8 de septiembre pasado.

Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), calculó que las viviendas con pérdida total son 33 mil en Oaxaca y 16 mil 803 en Chiapas.

En el caso de los estados afectados por el terremoto del 19 de septiembre, el cálculo preliminar para la reconstrucción de las viviendas afectadas es de 10 mil millones de pesos.

Sin embargo, sobre esa cantidad aún no se tiene certeza, pues todavía no concluye el censo de afectaciones en los estados de Morelos, Puebla, Ciudad de México, Estado de México, Michoacán, Tlaxcala, Hidalgo y Guerrero.

En el avance preliminar, Robles expuso que la pérdida total de viviendas fue de 3 mil 319 en Puebla; mil 695 en el Estado de México; mil 527 en Guerrero y 349 en Morelos.

En total, Robles calculó que por los sismos de septiembre la cantidad de viviendas afectadas en alguna medida en el país es de 150 mil. Al menos 250 mil personas perdieron totalmente sus viviendas, lo que equivale a la población del estado de Colima.

El censo de afectaciones aún no concluye en Morelos, Puebla, Ciudad de México, Estado de México, Michoacán, Tlaxcala, Hidalgo y Guerrero

LOS OTROS DAÑOS

En el caso de las escuelas, el Gobierno federal calcula que costará alrededor de 13 mil 650 millones de pesos poner en pleno funcionamiento a los planteles educativos del país.

Aurelio Nuño, secretario de Educación Pública, expuso que existen un total de 12 mil 931 escuelas con daños, de las que 577 tendrán que ser reconstruidas de manera total y en mil 847 tendrán que hacerse de forma parcial.

El funcionario explicó que las escuelas públicas tienen un seguro que cubrirá gastos por alrededor de mil 800 millones de pesos, por lo que se requerirán más recursos para dejarlas en pleno funcionamiento.

En el área de Cultura el presidente Peña Nieto afirmó que la reconstrucción y reparación costará alrededor de 8 mil millones de pesos.

La titular de la dependencia, María Cristina García Cepeda, explicó que resultaron afectados un total de mil 500 inmuebles históricos, de los que mil 250 presentan daños medios y severos.

Las cifras otorgadas en materia de vivienda, escuelas e inmuebles históricos y culturales dan un total de 37 mil 500 millones de pesos; sin embargo, aún son preliminares y podrían aumentar conforme avancen los trabajos.

El dinero total de la reconstrucción también podría elevarse por daños que hubiera en otras áreas de las que no se dio parte como instalaciones de salud, de infraestructura de caminos y puentes o de edificios gubernamentales.

Reporte Indigo

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here