Josefina, en campaña, y su familia, creando negocios

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- De manera paralela a la candidatura de Josefina Vázquez Mota al gobierno del Estado de México y al inicio de su campaña, el esposo y las tres hijas de ésta constituyeron una diversificada empresa que va desde la compra, venta y comercialización de productos de limpieza e higiene hasta consultoría en materia fiscal, contable, artística y cultural, así como la operación de hoteles, restaurantes y cafeterías.

Se trata de Comercializadora Ocavaz, una sociedad anónima de capital variable cuyos accionistas –a partes iguales– son Sergio Ocampo Muñoz, esposo de la candidata del Partido Acción Nacional (PAN) a gobernadora, y sus hijas María José, Celia María y Montserrat Ocampo Vázquez.

La empresa obtuvo la autorización de la Secretaría de Relaciones Exteriores el pasado 28 de febrero, cinco días después de que el CEN del PAN ungió a Vázquez Mota como su candidata a gobernadora, y quedó formalizada el 9 de marzo, cinco días después de que rindió formal protesta como tal ante los panistas.

Cuando Vázquez Mota tenía dos semanas en campaña, el 19 de abril –y ya su desplome era evidente–, Comercializadora Ocavaz, S.A. de C.V. se inscribió en el Registro Público de Comercio de Naucalpan, Estado de México, en cuya acta consta que el comisario de la sociedad es Héctor Luna Díaz.

El objeto social de la empresa de la familia de Vázquez Mota es la creación, desarrollo, producción, procesamiento, distribución, importación, exportación, compra, venta y comercialización en general de alimentos en todas sus modalidades, bebidas, productos de limpieza, productos de cuidado e higiene personal, suplementos alimenticios, así como las materias primas y materiales de empaque necesarios para su elaboración, comercialización y distribución.

También se propone la operación y administración de restaurantes, hoteles, cafeterías, librerías y todo tipo de centros de comercio y entretenimiento, así como la organización de todo tipo de eventos, banquetes y convenciones. Además, ofrece la prestación de toda clase de servicios corporativos, administrativos, técnicos de asistencia, consulta, asesoría, capacitación, apoyo, propaganda, promoción y difusión en materia comercial, mercantil, civil, económica, financiera, administrativa, fiscal, contable, cultural y artística.

El objeto social de la empresa de la familia de Vázquez Mota es tan vasto que incluye arrendamiento, compra y administración de inmuebles en México y el extranjero.

La familia Ocampo Vázquez, de donde se toma el nombre la empresa que constituyeron su esposo y sus hijas, no tiene apuraciones económicas, según la declaración patrimonial que, por primera vez en su vida y sólo por presión social, hizo pública la candidata.

Sólo ella es propietaria de una casa, en el municipio de Huixquilucan; un terreno, en Ocoyoacac, ambos municipios del Estado de México, así como de dos departamentos en Polanco, en la Ciudad de México, y con valor total de 20 millones de pesos.

Uno de los departamentos se lo donó su padre, Arnulfo Vázquez Cano, quien hace cuatro años se lo compró, en 8.5 millones de pesos, a Daniel Antonio Hajj Aboumrad, el director de América Móvil y socio de Carlos Slim del desarrollo “Ventana Polanco”, donde se ubica la propiedad de 140 metros cuadrados.

El departamento no está en Polanco, sino en la populosa colonia Granada, sobre la que Slim y socios construyeron multifamiliares de lujo que han generado un caos habitacional, vial y de agua, con la complicidad de las autoridades capitalinas y de la delegación Miguel Hidalgo.

En una de las torres, entrando por la calle de Zurich, en el número 168, está el condominio Lago y en el piso 18 el departamento que Arnulfo Cano le donó “en forma gratuita, pura, total y absoluta” a su hija Josefina, “con el consentimiento de su esposa, Josefina Mota Flandes”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *