Reapareció Beltrones: “El Gobierno no puede ser más una escuela de aprendices”

0

La excusa fue el debate por los gobiernos de coalición, pero lo importante fue la foto. La que mostró, en un mismo escenario, a Manlio Fabio Beltrones junto al fundador del PRD, Porfirio Muñoz Ledo, la secretaria de gobierno de la Ciudad, Patricia Mercado, el consejero jurídico del GDF, Manuel Granados, y el diputado del Verde Xavier Lopez Adame.

Como nunca antes, el ex presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI fue uno de los protagonistas del debate por el futuro del Gobierno de la Ciudad de México, espacio donde no se lo había visto interesado hasta ahora.

Por eso, la pregunta fue inevitable: ¿por qué un personaje acostumbrado y asociado al ámbito federal, de las filas políticas de más alto perfil del país, decidió sentarse a intentar convencer a la audiencia de la necesidad de una coalición electoral para la Ciudad de México?

La respuesta, para quien viene siguiendo de cerca los números de las encuestas rumbo a las elecciones de Estado de México y las presidenciales de 2018, es simple: Beltrones es ahora el encargado de impulsar el debate para que se establezca, por ley, un gobierno multipartidario en Los Pinos.

El tricolor sabe que está acorralado en el Estado de México, en una elección peleada como nunca se dio en la historia. Los candidatos de Morena o el PAN les respiran en la nuca. Y necesitan nuevas estrategias para retener el poder. Entre ellos, la posibilidad de formar parte del gobierno, aunque sea como una alianza del ganador.

Y así evitar el otro de los fantasmas: una reforma política que incluya la segunda vuelta electoral, quizás un certificado de defunción para el PRI.

“En México debemos entender que o vamos hacia un gobierno de coalición o a uno de colisión”, dijo, bromeando en un juego de palabras.

A pesar de la derrota en las últimas elecciones, el PRI sabe que Beltrones sigue siendo uno de sus mejores animales políticos. Y por eso, ahora intenta meterlo de lleno en este tema que, más que un modelo de gobernabilidad para la ciudad, querrá llevar al país entero.

“En México debemos entender que o vamos hacia un gobierno de coalición o a uno de colisión”, dijo, bromeando en un juego de palabras. “No podemos permitirnos tener presidentes con niveles de legitimidad que aveces ni alcanzan el 30 por ciento, o elecciones polémicas como la de 2006”, señaló.

“Para el 2018, las encuestadoras dicen que el presidente o la presidenta electa no llegará a tener más que el 30 por ciento de apoyo popular. Y aunque, como bien saben, ya no confío mas en los encuestadores porque sus buenos malos tragos me han hecho pasar, no podemos dejar que eso vuelva a suceder”, aseguró.

“Tenemos que armar un esquema de gobernabilidad sustentable, con mayor apoyo de la gente. No podemos permitir nunca más que el gobierno sea una escuela de aprendices. Si se llega al gobierno es para poder hacerlo funcionar con gobernabilidad.”, dijo, en un mensaje capcioso que podría leerse como dirigido a Enrique Peña Nieto, luego de sus diversas disputas interpartidarias.

En respuesta, Raymundo Martinez Vite, de Morena, le respondió: “No se necesita una coalición electoral sino que el gobiernos  de turno represente a la sociedad. Porque la falta de apoyo y de participación ciudadana en las elecciones es consecuencia de la corrupción de los gobiernos en el poder, a los cuales usted representa, señor Beltrones”

“Creemos que el cambio en el gobierno de México va más por tener un representante que escuche a su gente, y no seguir haciendo inventos para sostener a los mismos en el poder. estamos preparados para un cuarto cambio en el país, y se viene muy pronto”, agitó Vite.

En el momento más álgido de la reunión, el moderador Xavier Lopez Adame intervino y se dirigió hacia Vite: “Si usted pide que los representantes cumplan sus compromisos, querría recordarle que en la Asamblea fue su bancada la que decidió no formar parte de ninguna comisión, diputado”

Más tarde, Porfirio Muñoz Ledo volvió a cruzar a Beltrones. “No tengo tanto carisma como usted para hacer reir a la audiencia, pero déjeme también contar una anécdota que no es tan graciosa. Cuando tuvimos la mayoría en 2006 con Lopez Obrador, pedí hablar con el supuesto presidente legitimo. Armar un gobierno de alianzas para estar representados. Y usted cree que alguien me escuchó? ¿Que al menos luego nos vimos representados en el presupuesto? Pues no. Y es una pena que quieran un gobierno de coalición ahora, aunque es agradable saberlo”, inquirió.

Del evento, pocas cosas quedaron más claras que la nueva versión del priismo, que ahora se dice dispuesto a compartir espacios de poder. Lo hacen en medio de una  de las crisis de legitimidad más fuertes de la historia, cuando más que voluntariosos parecen ser, una vez más, funcionarios camaleonicos en la caza, a cualquier costo y desde cualquier disfraz, de sus acostumbradas cuotas de poder.

FuenteLaPolíticaOnline
Compartir

Publicar un nuevo comentario

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre