Los demonios andan sueltos en Palacio

José Luis Parra

291

Las ambiciones políticas están desatadas, principalmente por los operadores mediáticos de la gobernadora Claudia Pavlovich. Primero se molestaron por la primicia de que Natalia Rivera podría ser una opción para la fórmula al Senado de la República. Ahora se lanzan, al parecer Natalia incluida, contra el presidente estatal del PRI, Gilberto Gutiérrez Sánchez, otro prospecto a senador que ya es bien visto por diversos factores de poder.

Los operadores mediáticos de Claudia sólo buscaban un pretexto para buscar pelea. Y lo encontraron con la información vinculada a Natalia.

Para sus fines buscaron en el burdel exclusivo un espacio a modo. Y encontraron a una prostituta con experiencia de haber hecho el mismo trabajo en el sexenio de Guillermo Padrés.

Los operadores mediáticos de Claudia lucen muy extraviados en el mensaje que dictaron a su mensajero. En el fondo se aprecia que todo fue un pretexto para atizarle al Chanate.

¿Por qué?

Porque Gilberto Gutiérrez es bien visto por el senador Ernesto Gándara y el poderoso grupo cajemense conocido como Yaqui Power.

Aparte está el aval que tiene en su mismo grupo político, de gran influencia en el actual régimen, lo cual molesta a los operadores mediáticos de Claudia.

Por eso los titiriteros jalaron los hilos. Y su marioneta escribió las necedades que bullen en sus aceleradas mentes.

Esto refleja en toda su dimensión el pobre papel que desempeñan los colaboradores de la gobernadora, que ya ni siquiera le llevan gente a la ceremonia popular de El Grito.

Quizá la música del Llanero Solitario, tocada antes de los cuetes, llevaba su mensaje.

“¡Hi-yo, Silver, away!”

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here