Lam nunca se fue: Encabeza grupo que va por el poder total

José Luis Parra

Juan Carlos Lam provocó un desastre mediático en el Ayuntamiento de Hermosillo. El alcalde, Maloro Acosta, es el político más criticado y peor evaluado de Sonora. Ahora, El Chino Lam quiere trasladar ese logro al gobierno estatal. Por lo pronto el gobierno de Claudia tiene un gran problema: Se le dificulta comunicar.

Las voces de alerta empiezan a escucharse. Y se preguntan por qué tanta influencia del boursista en el actual régimen estatal.

La respuesta es porque mantiene una gran influencia en Jorge Durán Puente, secretario Técnico del Gobierno de Sonora y firma fuerte en los acuerdos y convenios con la prensa.

Durán Puente, cuyo hermano Daniel tiene trabajando con Lam desde el inicio del gobierno boursista, hace de todo menos cuidar las líneas de comunicación. Constantemente se pierde en grillas palaciegas y últimamente se volvió paranoico: Por donde quiera ve enemigos aliados con factores de poder. Obviamente esta actitud afecta la imagen de su jefa, la gobernadora. Y le genera pequeños fuegos que no debieran existir.

Aquí, uno de los problemas es que no hay quien le hable con la verdad a Claudia Pavlovich.

¿Hacia dónde va el gobierno de Claudia en materia de comunicación?

Quién sabe.

Pero el escenario es complicado.

Y eso que apenas inician las guerritas preelectorales.

Jorge Durán Puente tendrá que inventar una buena estrategia al respecto. Y no abrir oídos a la clásica frase de Lam cuando le exponen un problema: No te preocupes, eso dura dos o tres días.

Pero el efecto de los problemas para comunicar suelen durar más, mucho más tiempo.

Lam ya acabó con la imagen del Maloro, quien está igual que Guillermo Padrés: La inauguración de las Fiestas del Pitic fue en un acto cultural cerrado. Tuvo temor de recibir una rechifla si inauguraba a espacio abierto, de frente al pueblo.

¿Ahora quiere hacer lo mismo con Claudia?

                                  El pacto está hecho

El grupo Sub 17, jóvenes políticos que hizo Eduardo Bours, tienen buenas posiciones, como las Secretarías de Educación y Técnica del gobierno estatal, Comunicación Social y el Ayuntamiento de Hermosillo. O sea hay influencia y lana disponible para consolidar el proyecto.

En ese sentido, dicen que a Bours le crecieron los enanos y quieren volar solos.

Es el caso de Lam, líder de la Sub 17, de donde provienen El Yogui, El Pato, El Potrillo. O sea los que quieren tomar el mando desde ya, vía el control y compra de medios de comunicación.

Para eso quieren varias candidaturas, como la del Senado, la Presidencia Municipal de Hermosillo y diputaciones.

La influencia de Lam con Jorge Durán Puente es total, vía su hermano Daniel y otras personas que rodean al secretario Técnico, con los que tienen varios negocios, igual que con El Pato y El Maloro.

En su estrategia, Lam le ha hecho ver al Yogui el control que puede tener desde su posición de secretario Técnico, como en su momento le enseñó algunos trucos a su amigo, Roberto Romero, cuando estaba en la Técnica con Guillermo Padrés.

Obviamente Lam alienta al Yogui con el plan de que lo puede catapultar a la posición número dos, o sea la Secretaría de Gobierno, el sueño de Durán Puente, para tomar más control político.

En ese esquema el grupo tienen a mujeres afines al proyecto.

Por eso hacen a un lado a Natalia Rivera y corrieron a Elda Molina.

Lam nunca se fue.

Ahora menos, que está haciendo de Jorge Durán Puente otro Roberto Romero.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *