Finalmente los fuegos pirotécnicos que alumbraron un juego de espejos sobre un posible relevo en el PRI Sonora, se difuminaron con una tranquila ratificación del actual dirigente, Gilberto Gutiérrez Sánchez. Pero alguien jugó a la pirotecnia. Algo pasó desde que se anunció la convocatoria hasta los días de Semana Santa en que se decidió dejar las cosas tal y como estaban.

Lo que se sabe por el momento es que en plena Semana Santa Claudia Pavlovich llamó a su rancho al secretario de Gobierno, Miguel Pompa Corella.

Ignoramos lo que la gobernadora ordenó al Potrillo.

Quizá lo instruyó a calmar sus ansias de novillero y a la vez comunicarle que Gilberto ya se había entrevistado con Manlio Fabio Beltrones, quien habría dicho al presidente del Comité Directivo Estatal del PRI: No te muevas.

Obviamente estamos en terrenos hipotéticos.

Pero hace tiempo una voz experta habría recomendado al Potrillo: Si quieres ser senador debes buscar la presidencia del PRI.

Y los asesores del secretario de Gobierno procedieron en consecuencia, al coincidir con el consejero.

Ahora se espera un desgaste natural para el secretario de Gobierno, sobre todo con el inicio de las batallas rumbo a la guerra electoral de 2018. El funcionario estará constantemente a prueba. Debe demostrar sus alcances y perseverancia para ser incluido en la fórmula de senadores. Su debilidad, dicen, es ser considerado un político con mecha corta.

Gilberto, en cambio, es un político astuto que garantiza aguas tranquilas por no aspirar a un puesto de elección popular. Su disciplina nadie la pone en duda. Quizá lo premien con una pluri o un buen puesto en el gabinete.

Pero antes debe operar, sin divisiones, la codiciada fórmula de senadores, de donde saldrá la próxima candidata o candidato a gobernador.

Y, sobre todo, conciliar a los fuertes grupos cajemenses que reclaman la senaduría para uno de los suyos.

En la avanzada, el clan Bours mide posibilidades con Rodrigo como eventual candidato a presidente municipal de Cajeme pero por Morena. Y eso también es presión. Se espera que Alfonso Durazo logre convencer a Rodrigo Bours y a otro priista de renombre para Hermosillo. Nogales, reportan, ya tiene muy bien estudiado el de Bavispe.

Bueno, ¿pero por qué los fuegos pirotécnicos?

Bueno, Alfonso Elías dejó la presidencia en septiembre de 2015. Había rendido protesta en 2013 y su período vencía en 2017. Al relevo, por estatutos, entró el secretario de Organización, Gilberto Gutiérrez, quien antes había pasado por la Fundación Colosio.

Con estatutos pudieron haber prendido esos fuegos pirotécnicos.

Pero no contaban con el poder de Manlio.

Ahora falta por ver si hay algunas sorpresitas.

Compartir

Publicar un nuevo comentario

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre